Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un heredero Vips

Plácido Arango cede a su hijo la presidencia del grupo español de restaurantes

Plácido Arango García-Urtiaga es, desde esta semana, el dueño y señor de la gestión del Grupo Vips, la cadena madrileña con 220 establecimientos abiertos en 15 ciudades de España y Francia. Ha asumido la presidencia del grupo, cargo que compatibilizará con el de consejero delegado que venía desempeñado desde el año 1997.

Vips es una empresa familiar, como lo prueban los sucesivos relevos generacionales en su cúpula directiva. Pero cada generación ha sabido tener una iniciativa genial.

Jerónimo Arango Díaz, el abuelo, emigró desde Asturias en los duros años treinta a México, donde compró una pequeña fábrica textil que sería la base de la cadena de tiendas Aurrerá. Su hijo, Jerónimo Arango Arias, visitó Nueva York en 1956 y descubrió que la gente se apiñaba a las puertas de unas tiendas más bien adustas, pero que ofrecían un descuento de entre el 30% y el 40%. Ni corto ni perezoso trasladó esa idea a México y, pese a la resistencia del comercio local, se hizo millonario. Plácido Arango, el padre, tras apuntalar la empresa en México junto a sus hermanos se decidió a regresar a España y trasplantó con éxito los supermercados Aurrerá, ahora desaparecidos.

Los Vips surgirían luego, casi por casualidad. Los Arango tenían dos cafeterías en López de Hoyos y Princesa, en Madrid. Eran demasiado grandes, así que decidieron aprovechar el espacio y montar dentro una pequeña tienda en la que se vendían prensa, bombones y juguetes. El éxito de la tienda sorprendió a todos y se amplió. Así nació el concepto de Vips: una hábil combinación de hostelería y tienda.

Arango García-Urtiaga ha sido el responsable de la importante expansión del grupo y su diversificación, que le ha permitido llegar hasta los 220 establecimientos y 325 millones de euros de ventas en el 2004.

La plantilla ha pasado en este periodo de los 2.800 empleados de finales de 1999 a los 7.000 de la actualidad, de los que el 42% son inmigrantes. La segunda fase de este plan de expansión, que finaliza en 2007, permitirá superar los 400 establecimientos y llegar a una cifra de ventas de 570 millones de euros.

Plácido Arango, que sucede en la presidencia a José Ramón Nachón, nació el 10 de agosto de 1959. Su formación no deja nada que desear: estudios de administración de empresas en Boston, y posgrado en la universidad alemana de Tübingen (donde el actual Papa dio clases).

Soltero de oro, es amante de la vela, las motos, y de la pintura, afición esta última heredada de su padre, uno de los mayores coleccionistas de España.

Su éxito más sonado como gestor del grupo fue el acuerdo al que Vips llegó en 2001 con el líder mundial del café Starbucks para la implantación de establecimientos de la marca en España. Dos años después, en septiembre de 2003, la sintonía entre ambas empresas hizo posible que de nuevo Starbucks eligiera al Grupo Vips como socio, pero esta vez para el desembarco en Francia.

Merced a ese acuerdo, Arango García-Urtiaga es también el presidente de Starbucks España, con 31 establecimientos abiertos, y de Starbucks Francia, donde cuenta con 11.

La expansión ha ido acompañada de la diversificación. Además de los Vips, explota marcas como los restaurantes Ginos, Laeñe, Tío Pepe, Paparazzi y otras marcas internacionales como TGI Friday's y Bice. Cuenta además con ocho restaurantes entre los cuales se encuentran los famosos Teatriz, Iroco y El Bodegón. La última incorporación han sido los restaurantes The Wok, especializados en cocina asiática.

Plácido Arango dice que cuando a la gente se le pregunta que si ven a los Vips como tiendas o restaurantes, la mayoría responde que los ve simplemente como Vips. Esa indefinición es la clave de su éxito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de mayo de 2005