Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Duelo de cerebros

Platini quiere ser presidente de la UEFA y ya teme a Beckenbauer, que aún se lo piensa

La UEFA, el máximo organismo del fútbol europeo, anuncia un duelo de cerebros para dirigirlo. Dos de los jugadores que más huella han dejado en el balompié continental, van camino de enfrentarse en los despachos a los que se reconvirtieron con la misma entidad que habían demostrado en los terrenos de juego. No todos han sabido hacerlo. Michel Platini, el centrocampista que dirigió a Francia y al Juventus, anunció hace dos semanas su intención de presentarse en 2006 a la presidencia de la UEFA, de la que ya era vicepresidente. Franz Beckenbauer, el legendario líbero de Alemania, del Bayern de Múnich y del Cosmos, en la primera, y única, etapa gloriosa del fútbol en Estados Unidos, se lo está pensando. Le han empujado casi a ello. "El interés está ahí. En mi vida he asumido siempre mis responsabilidades y por lo general me he dejado llevar por mis sentimientos sin pensar demasiado si podía fallar", dijo el miércoles. El actual presidente del Bayern y del Comité Organizador del Mundial 2006 en su país, así como vicepresidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), se ve casi obligado a presentarse a la elección que sustituya al sueco Lennart Johansson. La propia directiva de la DFB se lo pidió por unanimidad. Pero se le acumulan demasiadas cosas. Si la UEFA aplaza sus comicios a 2007 al Kaiser no se le juntaría entonces la elección con el Mundial y tendría tiempo, y quizá el gran aval, si la organización acaba con éxito, para hacer su campaña y, sobre todo, para reforzarla.

Platini, ya a la defensiva y molesto, ha dicho que sería una lástima que se presentara cuando él decide hacerlo. En una clara señal de temor ha llegado a decir: "Podía haberlo hecho hace 10 años. Está ocupado ahora del Mundial 2006. Después, que haga lo que quiera". Justamente 10 años separan a los dos ex jugadores: 49, Platini, por 59, Beckenbauer.

El alemán, sin haberse decidido aún, parece haber tomado nota del mensaje y se ha mostrado como un caballero, aunque ya ha dejado caer alguna perla: "Platini siempre ha sido un hombre con ambiciones, le tengo mucho aprecio por su valor". Y se ha mostrado cauto, pues tras decir que está convencido de la limpieza de la campaña y que había recibido muchas señales "positivas" de foros internacionales para presentarse, también matizó: "Pero no sabemos si puede haber otros candidatos y si Lennart se retira. Yo nunca competiría con él. Le admiro por lo que ha hecho por el fútbol internacional y estoy orgulloso de ser amigo suyo", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de marzo de 2005