Los menores de 34 años tienen que destinar a la compra de la vivienda más de la mitad del salario

El esfuerzo de una persona joven (entre 18 y 34 años) para acceder a una vivienda libre volvió a subir en el segundo trimestre del año y supone ya el 50,8% de sus ingresos, según los datos del Observatorio del Consejo de la Juventud de España (CJE), que revela que el precio de la vivienda se ha incrementado cinco veces más que el salario medio de un joven en sólo un año.

Si se tiene en cuenta que el nivel de endeudamiento tolerado por los bancos es del 30% del sueldo, destacó la presidenta del CJE, Lucía Sala, al presentar el último boletín del Observatorio, los porcentajes que recoge el estudio son "intolerables" y suponen un "importante factor de exclusión" que impide la emancipación de los jóvenes.

Más información

El esfuerzo financiero que supondría acceder a una vivienda mediante al pago mensual de una hipoteca ha vuelto a crecer por tercer trimestre consecutivo (en el primer trimestre de 2004 era del 49,6% del salario) y ha sobrepasado el nivel máximo de los últimos cinco años. El boletín del segundo trimestre muestra de nuevo las mayores dificultades de acceso a la vivienda en el sector más joven (de 18 a 25 años) y entre las mujeres; el precio medio de una vivienda en España supera ya en un 90% el precio máximo tolerable para ese último grupo. Sala destacó la relación existente entre la precariedad laboral, las dificultades de acceso a la vivienda y las tasas "realmente graves" de emancipación en España: el 30% de los jóvenes entre 30 y 34 años viven todavía con sus padres, pero el porcentaje aumenta al 63% en la franja de edad de 25 a 29, y llega al 93% entre los 18 y los 25 años.

A pesar de que las cifras de emancipación son bajas, el boletín demuestra que la tasa ha aumentado un 0,6% en el segundo trimestre, hasta alcanzar al 37,3% de todos los jóvenes, gracias a la mayor ocupación (un 1,3% más) y a la contratación indefinida (que aumentó un 0,7% en ese colectivo). Los jóvenes entre 18 y 34 años suponen un 26% de la población.

La tasa de principalidad entre los jóvenes -porcentaje de personas que son cabeza de hogar respecto al total de personas de su misma edad- es del 18,7%. Un hogar joven debe destinar más del 35,4% de sus ingresos a la vivienda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 29 de noviembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50