Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Puerto de Valencia agiliza las obras para la Copa del América

Rafael Aznar traslada "al ámbito social" la reivindicación del nuevo acceso norte

Rafael Aznar, presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), se estrenó ayer al frente del consejo de administración con una notable remodelación del organigrama de la entidad y una extremada urgencia por adjudicar las obras necesarias para abrir el canal que usarán los yates que compiten por la Copa del América y que comunicará la dársena interior con una nueva bocana en el espigón que cierra la Playa de las Arenas. Aznar convocó hoy la reunión de la mesa de contratación para comparar las ofertas económicas y adjudicar, lo más tarde el lunes.

El consejo de la APV incorpora a Francisco Ros, Pedro Coca y Alejandro Mañes

Aznar, que fue nombrado presidente de la APV por la Generalitat, se mostró muy conciliador al término del consejo. "El puerto de todos no puede ser campo de batalla de nada", afirmó, antes de asegurar que ha mantenido varios contactos con el Gobierno, la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia para "desbloquear" la situación que atravesaba el consorcio creado para gestionar las obras necesarias para la Copa del América. Y apresurado. La adjudicación de las obras para comunicar la dársena interior con el mar a través del espigón de Levante será definitiva esta semana. La Autoridad Portuaria gestiona la licitación, pero el consorcio asumirá los costes, estimados en torno a 64 millones de euros.

El nuevo presidente avanzó dos líneas estratégicas de su mandato. "La Copa del América es prioritaria", comentó. El evento deportivo constituye una plataforma de lanzamiento y una oportunidad para consolidar la marca del Puerto de Valencia. Aznar destacó el atractivo que supondrá para el turismo de cruceros, con grandes posibilidades de crecimiento. Jaime Ronda dejará la vicepresidencia de la APV para dirigir una oficina específica de la Copa del América.

Pero el negocio portuario puro y duro también es clave. Aznar trasladó al consejo la "ambición" por consolidar el crecimiento del Puerto de Valencia sobre unas "buenas relaciones laborales" como primera vía para garantizar su "eficiencia".

Aseguró que los proyectos de ampliación de los puertos de Valencia y Sagunto se encuentran en fase "muy avanzada". Y subrayó la urgencia de garantizar "la conectividad" de las instalaciones de los puertos de Valencia y Sagunto a través del ferrocarril.

Aznar dedicó un capítulo específico a la reivindicación del acceso norte, una obra prevista en el esquema que barajaba el consorcio para la Copa del América antes del cambio de Gobierno. "La sociedad cambia", reflexionó Aznar, "la demanda no será nuestra, sino consensuada con el ámbito social".

La viabilidad económica de las obras de ampliación de ambos puertos la garantizará "alguna fórmula de corporación" en la que "el protagonismo corresponde a la sociedad civil" a través de "nuevas fórmulas de financiación", comentó Aznar.

El presidente puso especial hincapié en la responsabilidad social corporativa que asumirá la Autoridad Portuaria de Valencia, especialmente vinculada a la Copa del América, y encomendó esa proyección de la entidad a Francisco Ros García, consejero designado por la Generalitat que asumirá la vicepresidencia de la Autoridad Portuaria de Valencia. Francisco Ros está vinculado al grupo industrial Ros Casares y su nombramiento responde a una fórmula habitual en anteriores organigramas de la APV.

Ros presidirá también una comisión específica que velará por el desarrollo del plan estratégico de la APV y que incluye, además, a Fernando Diago, presidente de Ascer - "nuestro primer cliente"-; Vicente Boluda, vicepresidente de la Cámara de Comercio y presidente de la Asociación Naviera; Alejandro Mañes, economista, que estrenó plaza de consejero designado por el Estado y que fue calificado por Aznar como "un gran valor añadido"; y Pedro Coca, secretario autonómico de Empleo, que vuelve al consejo de la APV designado por la Generalitat después de dos años separado de la institución en la que había representado a la Cámara de Comercio y a la CEV durante 11 años.

El consejo también incorporó formalmente ayer a otros dos consejeros designados por el Estado y ambos expertos juristas: Alicia Paz, que es directora de los servicios jurídicos de la empresa pública Puertos del Estado y "una gran ayuda", en palabras de Aznar; y Luis Felipe Martínez, abogado del Estado y actual subdelegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de noviembre de 2004