Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De España exige un pacto con los campistas en aras de la unidad

El presidente de las Cortes y del PP provincial de Alicante, Julio de España, pidió ayer un pacto con los campistas de cara al congreso regional que tendrá lugar en noviembre para "seguir caminando juntos". De España -que se reunió recientemente con el secretario general del PP, Ángel Acebes, para hablar de la crisis del PP valenciano- afirmó ayer que la unidad y el entendimiento dentro del partido debe de llevar aparejado "el respeto mutuo y el no tratar de protagonizar de forma exclusiva iniciativas de cara al futuro". El dirigente popular insistió en que "para continuar caminando juntos es necesario el diálogo y el pacto".

Julio de España también mostró su desacuerdo respecto a la opinión del vicepresidente del Consell, Víctor Campos, en el sentido de que no es necesario que el próximo secretario regional del PP sea una persona de Alicante, sino un miembro de la confianza del presidente Francisco Camps. De España dijo ayer que respeta las manifestaciones de Campos, pero puntualizó que no las comparte". El presidente del PP de Alicante aseguró que es "partidario de que el PP estudie la vertebración y el equilibrio, con elementos como la afiliación, la representatividad o el equilibrio territorial, que deben tenerse en cuenta a la hora de estructurar lo que es el presente y el futuro del partido, y en ese contexto las personas debemos hablar y debemos dialogar".

En medio del clima precongresual, el presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, que ya ha anunciado su candidatura a la presidencia provincial del PP mostró su satisfacción por la decisión de su homólogo en Castellón, Carlos Fabra, de presentarse a la reelección al frente del partido. "Me parece razonable que haya una voz única en cada uno de los territorios y que la voz institucional coincida con la orgánica, independientemente de que esa posición se conjugue con la unidad e integración del PP entorno a esa voz", sentenció.

Transfuguismo

Por otra parte, ayer el PP en la Diputación de Alicante rechazó ayer una moción contra el transfuguismo presentada por el PSPV en la que se condenaba el cambio de gobierno registrado en el Ayuntamiento de El Campello, donde los populares accedieron a la alcaldía con el apoyo de un edil tránsfuga del Bloc.

El pleno, con los 18 votos a favor de los diputados del PP y los 13 en contra de la oposición, respaldó por contra una moción alternativa por la que la institución muestra su adhesión al Pacto Antitransfuguismo suscrito por este partido y el PSOE a nivel estatal en 1998, pero en la que no se menciona el caso de esta localidad de L'Alacantí. El portavoz del PSPV, Antonio Amorós, acusó a los populares, en concreto al presidente, José Joaquín Ripoll, de "vulnerar sus compromisos" al avalar la operación política acontecida en El Campello, por la que el tripartito PSPV-Bloc-L'Entesa ha perdido el poder.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de noviembre de 2004