La carrera del Príncipe Guillermo

El príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión a la corona británica, participó el sábado, en Londres, en una carrera corta de velocidad para ayudar a combatir la pobreza en los países más necesitados. El hijo del príncipe Carlos sorprendió a miles de participantes al llegar sin aviso previo -por razones de seguridad- al punto de partida de la carrera, en el puente Blackfriars, sobre el río Támesis, junto a su hermano Enrique. Guillermo, de 22 años, hizo algunas bromas antes de empezar la competición, organizada por la cadena BBC en todo el país y titulada Sport Relief (Beneficencia Deportiva). Enrique, de 19 años, no se sumó a la carrera por tener la rodilla izquierda lesionada. Los dos, que llevaban camisetas blancas con el logotipo rojo de Sport Relief, llegaron en un pequeño autobús veinte minutos antes del pistoletazo de salida, a cargo de Sebastian Coe, ex medalla olímpica británica de atletismo. Quien en su día será rey de Inglaterra, llevaba en un pie un calcetín rojo, facilitado por los organizadores, y el otro, el suyo, de color azul y blanco. Al término del recorrido, los organizadores le regalaron el otro calcetín rojo para completar el par. Aplaudido por la multitud, Guillermo terminó la carrera, de un kilómetro y medio, en seis minutos y diez segundos. Preguntado por la BBC si se había entrenado, el príncipe, sonriente, contestó que le dedicó dos minutos. "Soy mejor en la piscina. Es fantástico, es un espectáculo imponente lo que pasa en todo el país", dijo el nieto de la reina Isabel II sobre la carrera. "Estoy contento con el tiempo. Es una pena que Enrique no participara. Seguro que habría sido más veloz", afirmó. Junto a Guillermo también participó gente que trabaja en Clarence House -la residencia oficial del príncipe Carlos y sus hijos-, como el secretario de comunicaciones del heredero de la corona británica, Paddy Harverson, y algunos guardaespaldas. Ésta es la primera competición de este tipo a la que asiste el príncipe Guillermo y parece que es también la primera vez que a él y a su hermano se les ve juntos en un evento público sin la compañía de otros miembros de la familia real. El primer ministro británico, Tony Blair, contribuyó también a la competición benéfica, al participar junto a Steve Redgrave, campeón de remo, en la carrera celebrada cerca de su residencia campestre de Chequers, en el condado de Buckinghamshire, a las afueras de Londres. "Es maravilloso ver participar a miles de personas," afirmó Blair al llegar a la meta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 11 de julio de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50