Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la Torre quiere modificar el proyecto del metro cuando ya lleva dos meses licitado

El Ayuntamiento de Málaga alega que las obras causarán graves molestias a los vecinos

El alcalde de Málaga volvió ayer a hacer un juego de prestidigitación con el proyecto de las líneas 1 y 2 del metro. Pese a que éstas ya han cumplido dos meses en licitación oficial, el Ayuntamiento ha remitido a la Junta un documento con alternativas que modifican aspectos sustanciales e incluso el presupuesto del proyecto ya sacado a concurso con el propósito de que las empresas interesadas lo "tengan en cuenta". Además, en una campaña de publicidad, el consistorio avisa a los vecinos de que el sistema de construcción elegido les causará graves inconvenientes.

De la Torre nunca ha ocultado que no está satisfecho con el proyecto del metro elaborado por la Junta, aunque las modificaciones que desea no las alegó en forma durante el periodo de información pública, y no parece dispuesto a cesar en su empeño de conseguirlas, pese a que suponen una modificación del presupuesto, fijado inicialmente en 392 millones de euros.

El documento remitido por el consistorio a la Junta tiene un dudoso valor legal, ya que el proyecto salió a licitación el 5 de noviembre de 2003 con un plazo de seis meses para que las empresas constructoras interesadas presenten sus ofertas. De la Torre se mostró ayer confiado en que la Junta acepte las propuestas del consistorio que calificó de "muy interesantes" y que aseguró mejoran el proyecto licitado.

"El que esté interesado en presentar una oferta sabe que tiene ahí las ideas y las alternativas que el Ayuntamiento ha puesto para captar más viajeros, para hacer el metro más cómodo, que costará más o menos, pero también contiene fórmulas para financiar esas diferencias", dijo el alcalde, quien añadió que el proyecto definitivo nunca salió a información pública.

El documento de alternativas presentado por el Ayuntamiento, de 80 páginas, vuelve a plantear el proyecto de intercambiadores que la Consejería de Obras Públicas desestimó porque doblaban el presupuesto y hacía menos rentable el proyecto porque los técnicos entendieron que tendría menos viajeros.

También plantea el Ayuntamiento que en la línea 1, Malagueta-Martín Carpena, se usen tuneladoras en las obras de construcción y no muros pantalla como contempla el proyecto licitado. Es más, el consistorio ha iniciado una campaña de publicidad en medios locales en la que alerta a los vecinos de los inconvenientes que para ellos tendrá el sistema elegido por la Junta. En los anuncios difundidos desde hace dos días, el Ayuntamiento llega a considerar de "irreparable e irreversible" el daño que puede suponer el uso de muros pantalla para el pequeño comercio de carretera de Cádiz y las "importantes molestias" para los vecinos de una zona tan poblada. En Sevilla, arterias tan significativas como Blas Infante y República Argentina estarán un año cerradas al tráfico por las obras del metro.

El anuncio es cuanto más sorprendente en tanto que el Ayuntamiento es socio de la Junta en la promoción del proyecto, al que aportan respectivamente el 25% y el 75% de la financiación, aunque a la espera de que el Gobierno central comprometa una participación.

En la Consejería de Obras Públicas se interpreta el nuevo gesto de De la Torre en clave meramente electoral y se recuerda que la Junta ya aceptó las alegaciones del consistorio de prolongar las líneas hasta el Palacio de los Deportes Martín Carpena y al Parque Tecnológico, de soterrar la mayor parte del recorrido, y, posteriormente, de incluir en el proyecto definitivo la alternativa de enterrar también en la barriada de Teatinos. y que será una variante que obligatoriamente deban presentar las constructoras que liciten.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de febrero de 2004