Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Apasionados de la interpretación

Los alumnos de la Escuela Superior Andaluza de Medios Audiovisuales convocan un 'casting'

La fiebre de estrellas de la canción que apareció tras Operación Triunfo ha provocado que el teatro suene un poco a chino. Pocos anuncios de audiciones y, cuando los hay, pocos actores. En Sevilla estos días los alumnos de la Escuela Superior Andaluza de Medios Audiovisuales (Esama), juegan a ser directores. Enfrente, una treintena de aspirantes a actores, muy jóvenes y con alguna experiencia en la televisión y en el cine.

El hilo conductor de cámaras, productores, directores y actores son algunas farsas del dramaturgo y director de escena andaluz Alfonso Zurro y del melillense Fernando Arrabal. El colofón de tanto ensayo se verá en febrero cuando los actores elegidos salgan a escena. De su actuación dependerá la nota de los directores y el equipo que ha participado en la obra.

La poca experiencia de los directores es muy parecida a la de los actores, aunque no es óbice para que, desde los dos lados, todo sea muy profesional.

Los actores que acuden a Esama lo hacen tras haber visto anuncios pegados en las paredes de las calles de Sevilla y colgados en alguna página de Internet. No son muchos aunque se presentan a todos los castings y van de una sala a otra interpretando papeles diferentes.

José Luis García, uno de los alumnos del curso de Técnico Superior en Realización de Audiovisuales y Espectáculos señala que el año pasado hubo aforo completo el día de las pruebas. "Eligieron un corto y eso atrae a más gente porque saben que después del rodaje pueden ser vistos mucho tiempo. Las obras de teatro no se repiten", aclara.

Los intérpretes que acuden a su casting tienen que interpretar a una hombre de 50 años esquizofrénico. Difícil caracterización pues las personas que entran en la sala, que se ponen delante de una cámara y memorizan el texto o lo leen sobre el papel, apenas tienen 20 años.

Uno menos suma el sevillano Luis Fernández que no es un inexperto en el mundo televisivo. Interpreta en la pequeña pantalla un papel en la serie Arrayán, que emite la cadena Canal Sur. Más de 200 actores han pasado por Arrayán y Luis Fernández espera que en el mes de enero le renueven el pequeño papel de ficción en la teleserie más vista de la televisión andaluza. Compagina su trabajo televisivo con el bachillerato y un curso de dicción.

Con menos experiencia y más nervios se presenta José Manuel Cruz, otro sevillano que estudia en el instituto y que ha interpretado con papeles de clown y de la comedia del arte.

Hay que esperar al final de la tarde para que aparezca la mejor actuación, que llega desde Extremadura. Harta de interpretar en su pueblo, Zalamea de la Serrana, la obra de Calderón de la Barca El Alcalde de Zalamea, Tamara Carrasco ha aterrizado en Sevilla tras estudiar en el bachillerato en Madrid. Con sólo 18 años ya ha sido figurante en series como El Comisario y en el último largometraje de Gerardo Herrero, Principio de Arquímedes. Tras pasar por la capital de España, este año ha empezado en Sevilla la licenciatura de Arte Dramático. Sabe que la obra que puede llegar a protagonizar no va a tener un una milésima de éxito como el espectáculo Cats, aunque señala que "ha nacido para ser actriz". La profesión que se ha puesto de moda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de diciembre de 2003