PARA EMPEZAR

Archivos ligeros de música (4)

MP3, HASTA 12 VECES MÁS LIGERO

Como se puede apreciar haciendo la prueba con un mismo archivo de sonido, una canción de alrededor de cuatro minutos de duración, cuando se graba en el ordenador de una forma digital, crea un archivo de muy distinto tamaño según sea la opción de compresión que se utilice para ello. Por ejemplo, los cuatro minutos de grabación creará un archivo de sonido que ocupa 43.664 KB en formato de archivo WAV y quedará reducido a 3.962 KB si está almacenada en un archivo MP3. Sin perder calidad, MP3, abreviatura de MPEG-I Audio Layer III, produce el audio con la calidad de un CD y puede llegar a comprimirlo con una proporción de 12:1, o lo que es lo mismo, el tamaño ocupará sólo una doceaba parte. No resulta extraño, pues, que sea el tipo de archivo más utilizado para almacenar música en el ordenador.

AUDIOGRABBER

En la web no resulta difícil conseguir decenas de programas para convertir los archivos con la extensión WAV a MP3. En la anterior entrega, se mostraban las posibilidades de Audiograbber para pasar los vinilos al ordenador. Esta aplicación también puede ser muy útil para reducir su tamaño.

Para utilizarla, en primer lugar se debe instalar en la aplicación un encoder, que es un software que permite transformar los archivos de audio de un formato a otro y que, por lo general, se usa para codificar de WAV a MP3, con el ahorro de espacio que ello supone.

En la dirección de descarga de Audiograbber (www.audiograbber.com-us.net/download.html), se encuentra, en formato comprimido ZIP, el archivo LAME MP3 DLL, que ocupa 300 KB. Con una herramienta como WinZip, se extraen los archivos y se alojan en la carpeta de Audiograbber.

Posteriormente, se ejecuta el programa y se hace clic en MP3, que se halla en la barra de iconos. En la ventana que se abre (Opciones MP3), se elige cualquiera de las dos opciones que permiten grabar MP3 mediante archivo wav intermedio. Más abajo, se selecciona la pestaña Compresor externo. Y, haciendo clic en el botón Explorar, se selecciona Lame.exe, que se encuentra en la carpeta de Audiograbber. En Argumentos predefinidos aparecerá Lame 128 Kbit/s Joint Stereo.

DE WAV A MP3

La aplicación ya está preparada para pasar los archivos WAV a MP3. Sólo queda elegir el archivo o archivos por medio del botón Explorar, que está debajo de Crear MP3 ahora y el programa comenzará a realizar la tarea con rapidez. Para convertir a MP3 una canción de tres minutos de duración, emplea menos de 60 segundos.

A la hora de almacenar las canciones, conviene recordar que en el menú Opciones se halla Opciones generales, donde se puede especificar un nuevo destino haciendo clic en el botón Explorar y, posteriormente, seleccionando una nueva carpeta.

COMPRESIÓN INTERNA

En el caso anterior se ha utilizado un compresor externo. Al instalar Lame también se puede realizar un compresor interno. Para hacerlo, en la ventana de Opciones MP3 se debe seleccionar Compresor interno y, debajo, haciendo clic en la pestaña se puede elegir LameEnc DLL. Una de las ventajas de emplear esta opción es que se puede elegir la calidad de la compresión y la velocidad. Por lo general, sirve con la calidad estéreo y conviene ajustar la velocidad a 128 Kbps que hace que el archivo resultante mantenga una calidad muy similar a la del original. A mayor velocidad, el archivo ocupará más espacio en el disco duro.

WINDOWS MEDIA AUDIO

Microsoft ofrece una alternativa al MP3 con un tipo de archivo propio: Windows Media Audio (WMA) es un archivo que permite comprimir el sonido con las mismas características que MP3. En un informe encargado por Microsoft en 1999 a los laboratorios NTSL, se aseguraba que en el 51,9 de las comparaciones, WMA alcanzaba la misma calidad de sonido que el original con una velocidad de 64 Kbps. De esta forma, el archivo resultante ocupa exactamente la mitad de espacio en disco que un MP3 comprimido a 128 Kbps.

Con Audiograbber también se pueden obtener archivos WMA. Seleccionando Compresor interno, en la ventana de Opciones MP3, y haciendo clic en la pestaña que está debajo, aparece la opción Microsoft Windows Media Audio Codec (WMA). Así como la posibilidad de elegir la velocidad y la calidad. Después, los archivos con esta extensión se pueden reproducir sin problemas con la ayuda de aplicaciones de sonido como Windows Media Player o en Winamp, entre otras.

OTROS PROGRAMAS

Audio MP3 Converter es una de las herramientas más fáciles de manejar. No es gratuito. Cuesta 29,95 dólares y se puede obtener una copia de evaluación en www.audio-converter.com, que está limitada y sólo permite convertir hasta el 80%. El archivo de instalación ocupa 2,69 MB.

La aplicación facilita la conversión de WAV a MP3, además de otros archivos como WMA, VQF y OGG.

Para pasar de WAV a MP3, en la barra de tareas se hace clic en MP3 y, en el menú que se despliega, se elige Convert WAV to MP3. En la ventana que se abre, el botón Add File(s) permite elegir los archivos que se desea convertir. En el apartado Options de la misma ventana se puede elegir la calidad de la conversión y la ubicación de los archivos que generará el programa. Por último, sólo queda presionar el botón Convert para que la aplicación comience a funcionar.

Otro de los muchos programas que se obtienen en la Red es MP3 WAV Converter. Se descarga en la dirección www.americanshareware.com/download/mp3wavc_dm.exe y cuesta 19 dólares. Para probarlo, permite convertir 5 canciones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción