Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

En la escena del crimen

Tele 5 estrena mañana 'CSI', una serie sobre la investigación forense que bate récords de audiencia en Estados Unidos

Descubrir al autor de un delito pasa a segundo plano en la serie estadounidense Crime Scene Investigation (Investigación en la Escena del Crimen), más conocida por sus siglas, CSI, que se estrena mañana en Tele 5 (22.00). Los detectives son desplazados por un equipo de investigadores del departamento forense de Las Vegas, cuya prioridad se centra en descifrar el método empleado en un asesinato, robo o suicidio. Basada con frecuencia en crímenes reales, la serie llega a las pantallas españolas con el éxito asegurado en Estados Unidos.

CSI destaca sobre otras series de fondo policiaco por su énfasis en la ciencia, en particular en las técnicas forenses, que ayudan a descubrir cómo se llevó a cabo un crimen. Este mundo científico en torno al ADN, a los bancos de datos y otros sofisticados recursos tecnológicos, que se tenía como dominio exclusivo de los expertos, se convierte por primera vez en el protagonista de una serie destinada al gran público.

'La ciencia aporta esperanza al público. Confía en que se hará justicia gracias a la pureza de la ciencia', explica Robert David Hall, el médico forense de la serie. 'Sí', añade su compañero de reparto, Gary Dourdan, 'demostramos que la criminología es interesante prestando mucha atención al detalle pero sin caer en el documental. No nos asusta lo grotesco, el gore, ni somos tímidos a la hora de enfocar la cámara por unos minutos frente a cadáveres. Ahí se asienta uno de los atractivos de la serie'.

Creada por Anthony E. Zuiker, guionista sin previa experiencia en televisión, CSI cuenta entre sus productores ejecutivos con Jerry Bruckheimer, el rey de oro de Hollywood, con títulos como Top Gun o Black Hawk Derribado. Su huella se siente en los espectaculares efectos especiales y en el trepidante montaje.

Bruckheimer relaciona el interés por el campo forense en el proceso judicial contra O. J. Simpson. Los espectadores del famoso juicio televisado escucharon discusiones sobre restos de sangre y muestras de ADN sin llegar a comprender cómo se obtuvieron, procesaron o aplicaron en beneficio de la defensa y, en ocasiones, de la acusación. CSI aporta las respuestas sin abrumar a la audiencia con datos ininteligibles.

En Las Vegas, escenario de CSI, al equipo de noche del departamento forense nunca le falta material de trabajo. En un ambiente extremadamente competitivo, sus cinco investigadores intervienen en crímenes que los detectives tradicionales no aciertan a resolver. Retornan a la escena del crimen, recogen pruebas y observan a sospechosos y testigos con un único objetivo: descubrir la verdad.

Veteranos del cine y la televisión dan vida a los cinco personajes principales y al resto de los secundarios. Entre ellos, William Petersen, en el papel de Gil Grisson, el jefe del equipo de investigadores, cosechó un Globo de Oro y actuó en Hunter, precursora de El silencio de los corderos. A sus órdenes destacan Marg Helgenberger, madre soltera en la serie, conocida por su papel en China Beach y sus cameos en Urgencias, y Jorja Fox, la nueva del equipo forense, actriz habitual de Urgencias. Paul Guilfoyle, Eric Szmanda, Gary Dourban y George Eads completan el reparto.

Los actores y el productor viajaron hace unas semanas a Londres para promocionar la serie en Europa. Fue para ellos un momento de relax en la frenética marcha con la que han rodado cada capítulo de un proyecto que avanza ya hacia su tercera serie. 'Trabajamos cinco e incluso seis días a la semana, en sesiones de hasta 14 horas. Viajamos a Las Vegas cada dos meses y pasamos el resto del tiempo recluidos en un estudio especialmente construido al norte de Los Ángeles. Hay pocas diversiones en este semidesértico paraje y, a falta de distracciones, no hay más remedio que concentrarse en la producción', cuenta Fox. 'Sí', añade Szmanda, 'pero el ambiente es muy bueno. Nos sentimos como en familia. Y, a diferencia de otras series, esta producción se basa en la colaboración. Todos los actores aportamos ideas y apostamos por arriesgarnos más y más'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de julio de 2002