Flamenco de urgencia

Dice Manuel Gerena que lo que él hacía era flamenco de urgencia. 'Lo que realmente importaba entonces no era la calidad del cante y de la música, sino el mensaje', asegura el cantaor cuyo disco Cantando a la libertad fue el más vendido de 1976. 'Entonces el mercado era muy pequeño, no tenía nada que ver con las cifras de hoy, pero aún así se vendieron casi 100.000 ejemplares', comenta el cantaor de Puebla de Cazalla.

Fonomusic acaba de reeditar cuatro de sus trabajos más conocidos de los años setenta: Cantando a la libertad (1976), Manuel Gerena en vivo (1977), Canto a la unidad de verdad (1978) y Levante (1979).

'Fue una época muy difícil. No añoro ese tiempo porque vivíamos sin libertad, pero sí fue bonito la unidad de todos los que éramos de izquierdas', dice el cantaor quien en 1976 agarró un megáfono y cantó a las puertas del teatro Lope de Vega para miles de personas.

Más información

'Habían programado una semana de conciertos míos en el Lope de Vega y estaban casi todas las entradas vendidas. La gente se acercó para ver si conseguía alguna y, media hora antes del primer concierto, el gobernador de Sevila ordenó que se suspendieran todas las actuaciones. Alegaron desórden público pero me contaron que dijo: ¿Qué es eso de que el rojo ese cante en el Lope de Vega?'

'Lo que pasó cuando llegó la democracia fue una pena. Los cantautores de la libertad nos quedamos arrinconados. Nos programaban menos que a nadie. Paradójicamente, los ayuntamientos y las diputaciones se dedicaron a programar masivamente a los artistas del franquismo. Con el tiempo las cosas se han equilibrado', añade.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 06 de abril de 2002.