Fallece José María Simó, impulsor de la renovación empresarial y financiera valenciana

El ex presidente de Bancaixa y de la Cámara de Comercio de Valencia tenía 73 años

Simó estaba casado con María Dolores Pascual y tenía cinco hijos. De carácter campechano e inquieto, representaba al empresario emprendedor al tiempo que comprometido con su tierra. Simó no vaciló en aventurarse a la conquista de mercados lejanos y cerrados, ofreciendo productos ajenos a la tradicional economía critícola. En EE UU, entre otros países, vendió herrajes, muebles, pomos y grifería de artesanía, productos de la empresa Bronces Mestre que fundó en 1957 junto a otros socios y amigos de Torrent. Prueba de su amplitud de miras y de su carácter emprendedor fue también la apertura de la primera sucursal de una caja de ahorros europea en Miami, durante su etapa como presidente de Bancaixa, entre 1989 y 1997.

Fue una etapa, de hecho, decisiva para la modernización y desarrollo de la entidad financiera, que carecía de una organización profesional y lidiaba por salir de una profunda crisis. Simó apostó por la renovación del equipo directivo y acometió, con Emili Tortosa como director general, las fusiones con las cajas de Segorbe, Castellón y Sagunto, además de la compra del Banco de Murcia, de la adquisición del 24,4% del Banco de Valencia y de las participaciones en otras entidades. Se creó entonces la Fundación Bancaixa, heredera de la Obra Social, y en la cuenta de resultados, las pérdidas dieron paso a los beneficios, hasta alcanzar el billón de pesetas en fondos propios.

Los años en que Simó presidió Bancaixa y el Banco de Valencia supusieron 'hitos importantes que permitieron el despegue de un grupo financiero, situado hoy entre los más importantes' de España, señaló ayer su sucesor y actual presidente de Bancaixa, Julio de Miguel, quien lamentó la pérdida de 'un gran hombre de empresa y una gran persona'.

Un hombre que desempeñó un papel fundamental en 'el proceso de democratización de la organización empresarial valenciana', indicó, por su parte, el ex presidente de la Generalitat, Joan Lerma. El senador socialista recordó también los duros momentos por los que tuvo que pasar Simó en ese empeño por crear un estructura moderna e innovadora.

Objetivos que se marcó siendo presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, entre 1982 y 1988, lo que le granjeó enemistades en algunos sectores empresariales valencianos. La profesionalización en el funcionamiento de la cámara y la apertura a nuevos mercados presidieron esta etapa, así como los tres años en que, previamente, presidió la Federación Empresarial Metalúrgica Valenciana. Esta entidad realizó un llamamiento en contra del golpe de Estado del 23 de febrero de 1981.

'Fue un hombre de negocios, de empresa, un rara avis que posibilitó el milagro de la modernización de Bancaixa, confiando sin prejuicios en un equipo al que exigía resultados pero al que dejaba trabajar. Con él se inicia la etapa internacional de Bancaixa', manifestó el ex director general de la entidad financiera Emili Tortosa.

El ex consejero de Industria Segundo Bru apuntó, por su parte, que Simó representaba la auténtica vía valenciana, el poder valenciano, y subrayó su carácter emprendedor y su respaldo a la pequeña y mediana empresa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0016, 16 de abril de 2001.

Lo más visto en...

Top 50