Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esteroides en la caja fuerte de Turetski

El técnico más reputado de la natación australiana se ve mezclado en un caso de anabolizantes

El hallazgo de una caja fuerte en el fondo de un estanque cerca de Canberra ha desencadenado una tormenta sin precedentes en la natación australiana justamente cuando se encuentra en plena celebración de los grandes éxitos de su fenómeno Ian Thorpe. La razón es bien sencilla: la caja fuerte pertenece a Guenadi Turetski, quizás el entrenador más famoso de la natación mundial, fisiólogo y biomecánico de origen ruso que es el técnico, entre otros de Michael Klim (recordman mundial de 100 metros) y del ruso asentado en Australia Alexander Popov, uno de los mejores nadadores de la historia. Y en el interior del cofre, cuyo robo denunció Turetski hace 10 días, no se han encontrado las medallas de oro que guardaba Turetski en su interior, sino una cantidad no revelada de esteroides anabolizantes, un producto dopante.

La reacción de las autoridades deportivas australianas ha sido inmediata pese a lo extraño de la situación. La primera mediada, mientras la policía prosigue con sus investigaciones, ha sido la suspensión cautelar de Turetski, quien llegó a Australia en 1992 y se ha convertido en uno de los 10 técnicos de la federación, con cinco nadadores del equipo australiano para el Mundial de julio a sus órdenes: Klim, Sarah Ryan, Antony Matkovich, Ray Hass y David Jenkins.

La segunda medida ha sido más espectacular y cosmética, y emanada directamente de la Agencia Antidopaje Australiana: todos los nadadores del equipo mundial australiano deberán someterse a controles antidopaje antes del domingo próximo. Esta decisión es una solución de urgencia para tratar de frenar el deterioro en la imagen de la triunfante natación australiana en los Juegos de Sydney.

Conocido como un técnico único y por sus métodos poco habituales, Turetski, de 51 años, obtuvo la nacionalidad australiana en 1996. Basa sus métodos de trabajo en el estudio del movimiento de los peces, el canguro y el caballo para mejorar la dinámica de sus nadadores.

En el palmarés técnico de Turetski figuran 27 récords mundiales. Fue el técnico detrás de las cuatro medallas de oro en los Mundiales de Perth 98 y de los títulos olímpicos y mundiales de Popov, doble campeón olímpico en Barcelona y Atlanta de 50 y 100 metros libres, quien abandonó Moscú para entrenarse con Turetski en Canberra.

En los Juegos de Sydney, Klim, un especialista en mariposa, batió el récord mundial de los 100 libres en su posta del relevo 4x100, pero sólo fue plata en los 100 mariposa tras el sueco Frolander. Popov, por su parte, llegó a Sydney 2000 con un recién batido récord de 50 libres, pero fue sexto en la final, y segundo en los 100, batido por el holandés Pieter van den Hoogenband.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de abril de 2001