Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:22ª jornada de Liga | FÚTBOL

El Málaga cae ante un rácano Mallorca con un gol en propia meta

Ayer lucía un sol espléndido en La Rosaleda. Señal premonitoria de lo que sucedería en el terreno de juego. El Málaga perdió ante los elementos porque, por no hacer, el Mallorca no hizo ni el gol. El encargado de ello fue el desafortunado portero Rafa, sustituto del lesionado Contreras, que, tras verse deslumbrado por el astro rey, introdujo en su arco un balón sin aparente peligro. Ocurrió a la media hora de juego.

El equipo de Luis Aragonés fue a los suyo, es decir, bien plantado atrás y buscando las contras. Si ya se encontró cómodo con el empate, más lo estuvo con un regalo con el que jamás hubiera soñado. El partido comenzó ramplón, a medio gas, con el Málaga dominando la situación, aunque sin demasiadas ideas. A la media hora fue cuando los locales le encontraron el ritmo al choque y empezaron a inquietar la meta de Leo Franco. La mejor ocasión malaguista, con un disparo al palo de Zárate, se convirtió en el inicio de la jugada del fatídico gol encajado por Rafa.

Un equipo como el Mallorca, que no fue a Málaga a jugar sino a verlas venir, se encontró así con una joya casi sin quererlo. A partir de ahí ya se sabe, el que va ganando defiende a ultranza y el que va por detrás se da una y otra vez contra la superpoblada guardia pretoriana de Leo Franco. Las prisas son malas consejeras y cuando Peiró quiso ir a por el partido ya era demasiado tarde. Tampoco anduvo fino el eje Movilla-De los Santos, que sucumbió enredado en la maraña defensiva de Luis Aragonés. La segunda parte, a pesar de ser un monólogo malaguista, no sirvió para enderezar el marcador. Y sólo dejó un par de interrogantes: ¿Y si el Málaga hubiera ido a por el partido desde el principio? ¿Y si el día hubiera estado nublado?

Grave lesión de Valcarce

La nota triste la protagonizó Valcarce, lateral del Málaga, que cayó lesionado en el minuto 17. La primera exploración fue pesimista y, en palabras de Juan Carlos Pérez, médico del Málaga, 'Valcarce podría sufrir una rotura de ligamento cruzado. Nos tememos lo peor'. De confirmarse este primer diagnóstico Valcarce podría estar entre seis y siete meses de baja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de febrero de 2001