Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sopena dimite de COM Ràdio para no frenar la reforma de los medios públicos

Enric Sopena hizo pública ayer su dimisión "irrevocable" como director general de COM Ràdio. El periodista ya había puesto su cargo a disposición de los órganos de gobierno del Consorcio de Comunicación Local (CCL) en diciembre tras el debate en el Parlament sobre la reforma de los medios públicos. Pasados seis meses sin que se hayan producido avances importantes hacia la renovación de los audiovisuales, Sopena ha decidido dejar su cargo para no ser "ni obstáculo ni coartada" que la frene.

La dimisión de Sopena no fue aceptada, y el periodista fue ratificado en su cargo a la espera de que se definiera una nueva legislación y nuevos procedimientos de designación de los cargos directivos. A la vista de que los cambios legislativos han sido escasos, ya que sólo se ha aprobado la Ley del Consejo Audiovisual, que no ha satisfecho a los colectivos profesionales, y los directivos de TV-3 y Catalunya Ràdio siguen aferrados a sus cargos, Sopena ha considerado llegado el momento de dejar su puesto porque no quiere ser "obstáculo, ni menos aún ser utilizado como coartada que frene los cambios del modelo audiovisual público catalán".Dirigentes socialistas elogiaron la decisión de Sopena. Pasqual Maragall aseguró que la actitud del periodista "le honra como persona y como profesional. Y, al tiempo, demuestra que es posible pasar de las palabras a los hechos en el camino del pluralismo y la independencia profesional de los medios audiovisuales de titularidad pública". El presidente del Grupo Parlamentario PSC-CpC afirmó: "La dimisión de Sopena contribuye a avanzar en el proceso de cambios necesarios en la cultura mediática en Cataluña". El presidente del CCL, Manuel Royes, expresó su agradecimiento al periodista por "la excelente gestión desarrollada" y recordó que el consorcio ha abierto un proceso de reforma de sus estatutos que llevará aparejado "el consenso necesario entre todos los partidos políticos para nombrar el nuevo director general de COM Ràdio y ejercer un mayor control de su gestión". El secretario de Cultura y Audiovisual del PSC, Josep Maria Carbonell, apuntó: "La decisión de Sopena contrasta con la no renovación de la cúpula directiva" en TV-3 y Catalunya Ràdio.

También los profesionales se pronunciaron. El Sindicato de Periodistas consideró la dimisión un "ejemplo de coherencia" que contrasta "con el inmovilismo" de los medios de la Generalitat. Y el comité de empresa de COM Ràdio abogó para que la decisión "haga reflexionar a aquellos responsables que deben velar" para que el debate del Parlament "no quede en papel mojado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de junio de 2000

Más información

  • El director no quiere ser "ni obstáculo ni coartada" para la renovación