Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Gonzalo de Borbón y Dampierre, duque de Aquitania, primo del Rey

Gonzalo de Borbón, primo hermano del rey Juan Carlos, falleció la noche del sábado en Lausana (Suiza), a los 63 años, a consecuencia de una leucemia. Los reyes don Juan Carlos y doña Sofía han expresado su deseo de asistir a su entierro.El sepelio, cuya fecha está pendiente de los trámites de repatriación de sus restos mortales, se celebrará en el monasterio de las Descalzas Reales, en Madrid, donde ya está enterrado su hermano Alfonso de Borbón, duque de Cádiz, fallecido en un accidente mientras esquiaba en una estación invernal de Colorado (Estados Unidos).

Carlos Gonzalo de Borbón y Dampierre, duque de Aquitania, nació en Roma el 5 de junio de 1937, hijo del infante Jaime de Borbón y Battemberg y de Enmanuela Dampierre. Su padre, primogénito del rey Alfonso XIII, fue apartado de la línea sucesoria a causa de un defecto físico (era sordomudo) y los derechos sucesorios de la casa de Borbón pasaron a su hermano Juan, padre del rey Juan Carlos, y de sus descendientes. En 1947, Enmanuela Dampierre se separó de su marido y Gonzalo fue enviado a un colegio suizo -junto a su hermano Alfonso, donde cursó estudios hasta 1954, año en que los dos hermanos vinieron a vivir a España. Aunque inició estudios universitarios no llegó a licenciarse y comenzó a trabajar como economista para la delegacion española de una importante empresa estadounidense. Ocupó cargos en Nueva York, Madrid y Manila, incluido el de presidente de la compañía Ibérica de Seguros La Providencia.

Gonzalo de Borbón se mantuvo en un segundo plano -a pesar de ser primo del Rey-, pero, en 1982, ocupó por primera vez las portadas de las revistas del corazon al presentar públicamente a su hija Stefanie, de 14 años, fruto de su idilio con la norteamericana Sandra Lee. A partir de ese momento, Gonzalo de Borbón fue un asiduo de la prensa rosa. El 29 de enero de 1983 sorprendio a todos casándose en México con la periodista Carmen Harto Montealegre, una mujer diez años más joven que él, separada y con un hijo, que trabajaba como relaciones públicas en una discoteca de Madrid.

El matrimonio era válido en México, pero no en España, y la unión no se llegó a formalizar, ya que sólo tres meses después de la boda Carmen Harto abandonó el domicilio conyugal, comenzando así una batalla de declaraciones y acusaciones que llenó muchas paginas de revistas.

En 1984 volvió a casarse por lo civil y por la iglesia con la modelo de 20 años, Mercedes Licer, quién asistió junto a él a los funerales de la reina Victoria Eugenia, cuando su cadáver fue repatriado a España.

Tras un nuevo divorcio, en 1993, contrajo su último matrimonio, esta vez sólo por lo civil, con Emmanuela Pratolongo, con la que, tras vender su casa de Madrid, se trasladó a la ciudad suiza de Lausana. No tenían hijos.

Se presentó como príncipe ante la opinión pública francesa en septiembre de 1989 con motivo de la campaña del referéndum para la ratificación del Tratado de Maastricht, donde pidió el voto negativo, ya que con el tratado se sentaban las bases de una Europa laica. Era caballero de las reales órdenes de San Miguel y Santo Espíritu. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de mayo de 2000