Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA PRECAMPAÑA DEL 12-M

PSOE e IU cierran un pacto para el Senado y descartan presentarse juntos al Congreso

El comité de notables de IU, reunido durante toda la tarde de ayer, decidió aceptar la oferta del PSOE para acudir juntos a las elecciones del 12-M, pero sólo al Senado. La coalición aspira aún a que esta alianza para la Cámara alta se extienda a toda España, pero en principio se limitará a 30 provincias. El acuerdo incluye el apoyo a la posible investidura de Joaquín Almunia y no supone prácticamente coste alguno para ambas formaciones. IU rechaza, en cambio, retirar sus listas para el Congreso, ni siquiera en las ocho provincias que planteaba la última oferta del PSOE. El acuerdo podría firmarse hoy mismo.

Sólo quedan por perfilar algunos detalles. El primero de ellos, el programático. Luis Carlos Rejón, responsable de la campaña electoral de IU, tenía previsto reunirse anoche a última hora con el responsable del programa socialista, Juan Manuel Eguiagaray, para elaborar un pequeño programa de mínimos que incluya la reforma del Senado en un sentido más federal que ambos partidos se comprometerían a realizar en caso de ganar las elecciones generales del 12 de marzo.A partir de aquí, y en realidad mientras se produce este acuerdo, se negociará la cuestión de las listas para la Cámara alta. No se vislumbra ningún problema entre las dos fuerzas para llegar a un acuerdo en este tema, precisamente porque ambas ganan, pero sobre todo IU, que ahora tiene sólo dos senadores directamente designados por las comunidades autónomas -no elegidos en las urnas-. Según los cálculos socialistas, con la alianza electoral, y bajo las siglas de los socialistas, IU podría pasar a tener 10 senadores y, por tanto, grupo parlamentario.

El problema, en todo caso, vendría de forma interna. Cada fuerza tiene que decidir a quién saca de las listas y a quién pone. Y el escenario del pacto presenta a IU una situación compleja por cuanto sus dirigentes regionales se ven en el compromiso de tener que repartirse, al menos en teoría, diez plazas en la Cámara alta. Ayer ya había cuatro comunidades autónomas en las que las federaciones del PSOE e IU discutían por su cuenta este asunto: Madrid, Comunidad Valenciana, Murcia y Castilla La-Mancha.

Lo que ha quedado totalmente descartado es la retirada de las listas de IU al Congreso en las ocho provincias que finalmente pedía el PSOE. Aunque hubo alguna tímida propuesta, la mayoría del comité de notables de IU lo descartó totalmente, por lo que es previsible que esta situación se repita en la reunión de la presidencia -una dirección más ampliada con todos los coor-dinadores-, que se celebrará hoy por la mañana.

El pacto pues, se encamina hacia un acuerdo programático de mínimos para la posible investidura de Joaquín Almunia como presidente del Gobierno y las listas conjuntas al Senado en 30 circunscripciones. Aunque el PSOE esperaba ayer desde primera hora la respuesta de IU, ésta sólo se produjo a última hora de la tarde, por lo que es previsible que la negociación continúe hoy, tras la presidencia de IU, para cerrar definitivamente los últimos flecos de la alianza.

Los socialistas consideran que hoy es el último día para sellar el acuerdo con Izquierda Unida, basado en un programa común, en fórmulas para conseguir una mayoría parlamentaria y en la constitución de un Gobierno, toda vez que las ofertas que han hecho a la coalición de Julio Anguita y Francisco Frutos han llegado al límite de sus posibilidades.

El acuerdo, en cualquier caso, está hecho, si bien los socialistas aprovecharán para pedir hoy a la presidencia de IU, por última vez, que reconsidere la posibilidad de retirarse en ocho provincias para integrarse en las candidaturas del PSOE. IU, por contra, planteará a los socialistas que la alianza para el Senado se extienda a toda España; es decir, 52 circunscripciones, en lugar de 30. Pero no hará de ello caballo de batalla.

Hoy, pues, es el día, según la intención del PSOE, de anunciar el acuerdo. Un pacto que, no obstante, tendrá que ser ratificado el próximo fin de semana por los máximos órganos de dirección de las dos fuerzas: el Comité Federal del PSOE y el Consejo Político Federal de Izquierda Unida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de febrero de 2000

Más información

  • Ambas formaciones negocian ya la composición de las listas conjuntas para la Cámara alta