Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA PRECAMPAÑA DEL 12-M

Almunia afirma que "la derecha reza para que no haya acuerdo"

Joaquín Almunia, candidato socialista a la presidencia del Gobierno, aseguró ayer que el PSOE e Izquierda Unida se encontraban "en las últimas horas de una negociación" que él cree que "va a acabar en acuerdo aunque les pese a los líderes de la derecha, que rezan todos los días para que no lo haya". Luego, añadió que confiaba en alcanzar un pacto sobre las propuestas programáticas y también para concurrir juntos en varias provincias, entre ellas Huesca y Teruel.Almunia insistió en Huesca, donde se reunió con representantes de diversos sectores sociales y protagonizó un mitin, que el acuerdo con IU no es sólo para su posible investidura como presidente por las Cortes, "sino para que todos los votos de los ciudadanos de izquierda que vayan a votar tengan su traducción en el Parlamento".

El líder socialista recordó que los 10.000 votos de IU más los 56.000 del PSOE superaron en 1996 a los 62.000 de la coalición PP-Partido Aragonés. "Yo confío en que en las elecciones de marzo los parlamentarios de la izquierda sean más que los de la derecha con un acuerdo en el Senado y con un acuerdo en el Congreso, que parece más difícil", dijo; "pero incluso no habiendo acuerdo en el Congreso los electores pueden sacar sus consecuencias de la división de la izquierda".

Aprovechar la oportunidad

Almunia destacó, en un análisis retrospectivo, que "en menos de diez días se logrará un acuerdo que hace años parecía imposible". Así, explicó que, "en política, hay que saber aprovechar la oportunidad, a dónde se quiere ir, escoger las prioridades y saber elegir el momento".

El candidato a La Moncloa restó importancia al hecho de que su compañero Manuel Chaves, el presidente de la Junta de Andalucía, no considere oportuno trasladar esos acuerdos a las autonómicas: "La situación es diferente. El desperdicio de votos de izquierda por la división de los partidos de la izquierda y el juego del sistema electoral no se dan en Andalucía. IU tiene parlamentarios en todas las provincias. Por lo tanto, a situaciones diferentes no hay que aplicar fórmulas homogéneas porque conducen a la equivocación".

El candidato se negó a responder a Juan Alberto Belloch, quien declaró hace poco que es un error que por el sistema de incompatibilidades se le hubiese relegado a candidato al Senado por Zaragoza para poder conservar su puesto de concejal en esa ciudad. "No creo en la política de personas, sino en la de ideas y valores", se limitó a señalar.

Almunia prometió que, si llega al Gobierno, recibirá a todos los presidentes autonómicos, independientemente de su filiación política y criticó a José María Aznar por "despreciar a comunidades enteras negándose a recibirlos. Desprecia a Aragón cuando no recibe a su presidente, [el socialista] Marcelino Iglesias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de febrero de 2000