Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un directivo del Barça habla de racismo contra los holandeses

Jaume Sobrequés, directivo del Barça, reiteró ayer, por tercera vez consecutiva en dos días, que ha observado actitudes racistas entre aficionados del Barça contra los futbolistas holandeses contratados por el técnico Louis Van Gaal. Sobrequés lanzó esa acusación el martes en una tertulia de COM Radio -"Hay gente fascistoide, xenófonoba y racista", dijo-, el miércoles la ratificó en la SER -"Uno puede decir que el juego de los holandeses no está a la altura y otra cosa es insultarlos"-y ayer insistió en su misma idea, aunque aclaró que se refería sólo a "actitudes xenófobas de determinadas personas individuales".Tras desatar las críticas de miembros de la oposición, Sobrequés matizó en un comunicado enviado por el club que ningún aficionado puede sentirse si aludido si juzga estrictamente a los futbolistas extranjeros por razones deportivas. "No pretendía ofender sino llamar la atención sobre el peligro de que alguien pudiese ir más allá de críticas deportivas o que pudiesen confundirse con actitudes de rechazo poco acordes con el espíritu abierto y acogedor de la entidad", añadió.

Varios futbolistas holandeses del Barça negaron ayer sentirse maltratados por la afición. "Yo no he notado nada de eso", dijo el defensa Michael Reiziger. El delantero Patrick Kluivert compartió la misma opinión y, a título de ejemplo, recordó que fue muy grata su experiencia la Noche de Reyes cuando desfiló desde una carroza del Barça en la Cabalgata.

"Fue impresionante la gente que había en la calle. Nunca había visto tanta gente desde que ganamos con el Ajax la Copa de Europa", dijo el delantero, que desfiló junto a Hesp, otro holandés, y Sergi. Kluivert acabó riendo a carcajadas cuando se le planteó que quizás Sobrequés podía haber viajado vigilante en la carroza para descubrir los supuestos brotes de racismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de enero de 1999