Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Olano califica de "extraño" el fichaje de Zülle por Banesto

Abraham Olano calificó ayer de "extraño" el fichaje del Alex Zülle por el Banesto, equipo en el que el corredor guipuzcoano ha militado en las dos últimas temporadas y que abandonará al final de esta campaña para incorporarse a la filas del ONCE-Deutsche Bank. "Es un poco extraño para mí, porque teniendo un corredor prácticamente de las mismas características que lo dejen marchar , y de repente, de la noche a la mañana, cojan a otro, que además no es nacional, pues me choca un poco", dijo Olano poco después de visitar varios expositores de Cycle98, certamen internacional del mundo de la bicicleta instalado en la Feria de Muestras de Bilbao.Olano cree también que la llegada de Zülle a Banesto "habrá roto los esquemas" de José María Jiménez, para algunos nuevo jefe de filas tras la marcha de Olano. "A él creo que sí le habrá afectado, porque tras quedarse como líder para las grandes vueltas, la llegada de Zülle le habrá roto un poco todos los esquemas que él tendría seguramente planteados", opinó.

El corredor de Anoeta avanzó que en la próxima temporada le gustaría "correr el Tour con la intención de disputarlo con garantías", si bien adelantó que antes de confeccionar su calendario para 1999 esperará "a conocer el recorrido de las tres grandes para saber cuál es la que mejor se adapta a las condiciones de Abraham Olano".

Olano achacó a problemas físicos sufridos en las dos últimas temporadas su pérdida de rendimiento en la alta montaña. "He pasado dos años en crisis con respecto a la montaña porque hubo un problema importante, que fueron las amígdalas, y después de aquella operación tampoco de la noche a la mañana vuelves a coger el ritmo de pedalada. Creo que poco a poco voy cogiéndolo y que todavía me queda margen de mejora", explicó.

El vencedor de la última Vuelta aseguró que no cree que en su nuevo equipo vaya a tener problemas de liderato. "Con Jalabert no voy a tener ningún problema. He tenido antes otro jefe de filas como fue Tony Rominger, con el que también en ocasiones compartí el liderazgo, y cuando vine al equipo Banesto fue para correr junto a Miguel Induráin". Olano apuntó que con su cambio de equipo lo que busca es "más que disciplina individual, disciplina de equipo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de octubre de 1998