Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VUELTA 98

La última gran victoria de Bugno

Una exhibición suya ennobleció la carrera

La etapa de ayer se escribe con un nombre en mayúsculas: Gianni Bugno. El veterano ciclista italiano firmó la última gran victoria de su carrera deportiva ganando en solitario en Canfranc. Sí, su último triunfo. No le quedan más carreras para disputar, ni capacidad para hacerlo, antes de su anunciada retirada al final de esta temporada. Ni siquiera su participación en el Mundial de octubre está garantizada. Bugno tiene 34 años. La carrocería y el motor chirrian. Pero ayer hizo un guiño al ciclismo, ennobleció la Vuelta, y de pasada, se acreditó para competir en Holanda con la selección italiana. No para reeditar sus títulos de 1991 y 1992.Bugno se ha pasado las once primeras etapas de la ronda escondido, pedaleando cómodamente en la cola del pelotón, observando las rencillas entre el Banesto y el Kelme, los dos equipos que mandan en la carrera. A veces, desde el autobús de los sprinters.

MÁS INFORMACIÓN

Ahora Bugno corre según sus sensaciones. Ya no tiene cuerda para más. Pero conserva el instinto de campeón. Lo demostró ayer con una exhibición en solitario, con viento de cara y una ligera pendiente hacia arriba en los últimos 24 kilómetros. Con clase. La clase de Bugno. Aparecieron las sensaciones y de un plumazo se fue de Blanco, Uriarte y Sganbelluri, el grupo de los cuatro escapados. Apretó los dientes, se aplicó a la máquina, puso el cuerpo estático y encendió el pedaleo potente. Al estilo Bugno. La falta de entendimiento entre sus compañeros de viaje ayudó al despegue del italiano y el bloqueo de Uriarte al ceder terreno.

El guión de Bugno no comenzó en el tramo final de la jornada. El italiano inició su discurso casi a la salida de Benasque. Doce corredores formaron la fuga del día y entre ellos estaba Bugno. También Blanco, Sgambelluri, Uriarte, y Odriozola, Leanizbarrutia, Sorensen...El grupo no tuvo resistencia por parte del pelotón y llegó a tener hasta 13 minutos de ventaja. Olano, en el kilómetro 100 cedió el liderato virtual a su compañero de equipo, Odriozola. Fue por poco tiempo hasta que el ONCE-Deutsche Bank y el Kelme despertaron al gran grupo.

La jornada fue festiva para el Banesto. No lo fue para los 21 corredores del Cofidis, Crédit Agricole, Polti, Estepona y Casino, que recibieron la visita de los inspectores de control de sangre antes de partir de Benasque. Ninguno resultó no apto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de septiembre de 1998