Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juicio del 'caso Banco de los Pirineos' será en abril, 16 años después de quebrar

La Audiencia Nacional ha fijado para los meses de abril y mayo de 1998 la celebración de las sesiones del juicio por la quiebra del Banco de los Pirineos, 16 años después de que ocurrieran los hechos que en su día constituyeron uno de los primeros escándalos financieros de la democracia española.

En el banquillo de los acusados se sentarán 17 ex consejeros de la entidad para los que el fiscal solicita penas de entre siete y 13 años de prisión por los supuestos delitos continuados de falsedad mercantil y apropiación indebida. El escrito de acusación fue presentado a mediados de 1986 y desde entonces no ha podido celebrarse la vista a causa de numerosos incidentes judiciales motivados por determinar, qué tribunal era el competente para juzgar el caso.El proceso penal quedó paralizado hasta que el Tribunal Supremo no ratificó en sentencia firme en 1993 la resolución dictada en septiembre de 1989 por un juzgado de Barcelona en el sentido de que la quiebra había sido fraudulenta.

El Banco de los Pirineos fue creado en 1975 en Girona por un grupo de industriales catalanes, entre los que se encontraban destacados dirigentes de la extinta UCD. Entre 1977 y 1979, los servicios de inspección del Banco de España descubrieron una elevada concentración de riesgos financieros en actividades inmobiliarias y comerciales de 41 sociedades agrupadas en cinco holdings, cuyos consejos de administración coincidían en su mayoría con los del banco.

Esas inspecciones constataron igualmente que las empresas vinculadas a la entidad habían obtenido 1.896 avales bancarios que no se reflejaron en los libros de contabilidad.

Cuando se produjo la quiebra, el presidente era Higini Torras Majem, promotor de la papelera Torras Hostench, que también se vería arrastrada al fracaso tras la entrada del grupo KIO y la gestión de Javier de la Rosa. Higini Torras huyó de España y falleció en agosto de 1994. Entre los 17 ex consejeros que serán juzgados figura Tomás Feliu de Cendra, padre de la farmacéutica de Olot Maria Àngels Feliu que estuvo 492 días secuestrada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de diciembre de 1997