Los socialistas de Cataluña quieren que se integren los hechos diferenciales

Los socialistas catalanes no encuentran idónea una Ejecutiva como la de ahora, con 36 miembros, ni tampoco de 15 o de 19, y han decidido tirar por la calle de en medio: 21. A través del diputado Jordi Marsal, el PSC hará suya una enmienda a la ponencia-marco en la que ofrece a los congresistas una nueva redacción de lo que debe ser la próxima Ejecutiva que rija los destinos de este partido."La Comisión Ejecutiva Federal debe ser, hoy más que nunca, el motor para que el proyecto socialista sea verdaderamente nacional, integrador de los hechos diferenciales, y conectado a nuestras experiencias de gobierno autonómico", dice el texto.

Marsal propone que la Ejecutiva esté compuesta por el presidente, el secretario general, el vicesecretario general, ocho responsables de área y 10 miembros más sin responsabilidades ejecutivas. El portavoz del grupo parlamentario socialista será miembro de pleno derecho de la Ejecutiva. A este puesto, encarnado hoy por Joaquín Almunia, tradicionalmente se le ha dotado de voz, pero no de voto.

La pretensión real de los socialistas catalanes es la de que haya un poco de todo y que, aunque en la Ejecutiva no estén, como regla general, los barones, sí pueda haber alguna excepción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 20 de abril de 1997.

Lo más visto en...

Top 50