Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL INTERNACIONAL

Francia castiga a sus 'embajadores' británicos

Aime Jacquet, seleccionador galo, prescinde de Cantona y Ginola por "falta de espíritu"

Aime Jacquet, seleccionador francés, ha hecho temblar los cimientos del fútbol galo: ha excluido a Eric Cantona y David Ginola del primer amistoso de preparación para la Eurocopa. El próximo miércoles, los franceses se medirán a Portugal en el Parque de los Príncipes sin sus dos jugadores más sobresalientes y carismáticos. Francia, rival de España en la Eurocopa de Inglaterra, reactiva así un viejo debate sobre la conveniencia de una selección homogénea y estable, aunque menos brillante, o un equipo más luminoso, aun a costa de un vestuario menos cohesionado. Por ahora triunfan las tesis de Jacquet, reacio "a los caprichos constantes de jugadores como GinoIa".La convocatoria de Jacquet ha unido a dos jugadores que no son precisamente amigos. Más bien, todo lo contrario. Su crisis se remonta a 1994, cuando Hristo Stoichkov y sus paisanos trituraron a Francia en París y dejaron a los galos fuera del Mundial de Estados Unidos. Cantona explotó, tras el partido y acusó a Ginola de la derrota, al que tildó de poco trabajador. Desde entonces no han cruzado media palabra.

Cantona lleva casi un año sin jugar con Francia. Quedó relegado tras su agresión a un hincha del Crystal Palace el pasado mes de mayo. El jugador del Manchester United estuvo varios meses sancionado y perdió el puesto internacional. Este año brilla de nuevo en Old Trafford y parece haber dulcificado sus modales tras el severo castigo.

Ginola sólo ha disputado dos de los últimos cinco partidos clasificatorios de la Eurocopa jugados por Francia y nunca los noventa minutos. Acentuó sus protestas y el pasado mes de septiembre supeditó su convocatoria en un choque oficial frente a Azerbaiyán si no jugaba el partido completo. Jacquet le convocó y Ginola viajó a París creyendo que había ganado el pulso. Vio el partido desde el banquillo y no volvió a ser convocado.

Esta temporada, con su pase al Newcastle, el fino extremo marsellés remontó el vuelo. Mejoraron sus prestaciones sobre el campo y convencido de su presencia en la Eurocopa inició una campana popular para ganarse el fervor de los hinchas británicos y lograr su apoyo a Francia durante el torneo. Incluso, tendió una mano de paz a Cantona en los medios británicos.

Con el armisticio en marcha, con ambos en una forma extraordinaria y ejerciendo de embajadores galos en la Premier League, Jacquet les ha pasado factura. Primero a Ginola: "Su conducta es muy difícil de entender, es un jugador muy caprichoso y yo no quiero a alguien así. Siempre he sido contrario a los tipos caprichosos y si quiere venir a la selección lo primero que tiene que hacer es acatar las normas ... y luego ya veremos

¿Y qué pasa con Cantona? Jacquet se muestra tajante. Omite su mal carácter y prefiere esgrimir argumentos exclusivamente tácticos: "¿Por qué tendría que llamar a Cantona cuando tengo a dos jóvenes brillantísimos?". Jacquet se refiere a Djorkaeff (París Saint Germain) y Zidane (Girondins).

El técnico francés no está dispuesto a dar concesiones. Nada hace pensar que la ausencia de Cantona y Ginola sea meramente circunstancial. Su brazo de hierro es alargado: "Que vayan o no a la Eurocopa depende de ellos. Si están en forma puede que vengan a una convocatoria, entonces comprobaré su actitud dentro del grupo y ya veremos". Jacquet se pregunta: "¿Realmente Cantona y Ginola tienen el espíritu suficiente para defender a Francia?".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de enero de 1996