Un nuevo temporal descargara lluvias intensas en todo el oeste

El temporal invernal que ha roto cinco años de sequía en la mitad occidental de la Península se repetirá durante el próximo fin de semana en los mismos escenarios, según las previsiones del Instituto Nacional de Meteorología. Para el viernes y el sábado se esperan "lluvias localmente fuertes" tanto en el suroeste de Galicia como en Extremadura y Andalucía Occidental.El quiebro climático con el que se despidió el año pasado continuará mañana, viernes, y pasado mañana, sábado. Los meteorólogos predicen precipitaciones generalizadas en toda la parte occidental española, desde Galicia hasta la Andalucía atlántica.

Aunque los distintos centros de Protección Civil consultados, tanto en Extremadura como en Andalucía, no han tomado ninguna medida especial de precaución, es previsible que las comunicaciones resulten afectadas por desprendimientos en las calzadas o por deficiencias en el drenaje de vías públicas.

La Confederación Hidrográfica del Tajo se mantiene en alerta. Las lluvias de días atrás han precipitado la escorrentía del agua hacia los embalses situados en las proximidades de Portugal. Las autoridades del país vecino han reiterado su petición de que se intente por todos los medios retenerla en los grandes pantanos próximos a la frontera para evitar su vertido al cauce y despejar el riesgo de inundaciones en su territorio.

Fuentes de la presidencia del Tajo han indicado que desde los pantanos de Alcántara y Cedillo se turbina dentro de los márgenes normales y se intenta embalsar todo lo posible en las presas de Valcecañas y Gabriel y Galán, aguas arriba. Si las lluvias arrecian, se verán obligados a desembalsar Alcántara (3.162 hectómetros cúbicos de capacidad) para evitar su rebosamiento. Durante la semana pasada recogió 608 hectómetros cúbicos, mucho más que todo el consumo de la comunidad de Madrid a lo largo de un año. El embalse de La Serena, el mayor de España, ha recogido en seis días 529,2 hectómetros, pero le queda hueco almacenar 2.702 más. En el Duero también se turbina "a tope y bajo control permanente", según fuentes de Obras Públicas.

Por otro lado, los 32 municipios afectados por el desbordamiento del Arlanza en Soria, Burgos y Salamanca han estimado las pérdidas en 1.500 millones de pesetas. En el valle leridano de Castellbó los desprendimientos han cortado la carretera de tres poblaciones con el Alt Urgell.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de enero de 1996.

Lo más visto en...

Top 50