Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gesta española en Colombia

Abraham Olano gana la medalla de oro, y Miguel Induráin, la de plata, en el Mundial

España escribió ayer otra página de oro y diamantes en el ciclismo internacional: Abraham Olano -oro- y Miguel Induráin -plata- coparon, junto al italiano Marco Pantani -bronce-, el podio del campeonato del mundo para profesionales disputado, en Duitama (Colombia). Jamás el ciclismo español se había colgado el oro.Fue una hazaña teñida de épica, sellada tras más de siete horas sobre la bicicleta a través de un circuito durísimo; un campo de tortura para los corredores más cualificados. Una muestra: de 98 participantes que tomaron la salida sólo una veintena cruzaron la pancarta de meta.

El dominio español fue aplastante durante toda la prueba. Induráin y sus escuderos tejieron la carrera a su antojo. Su poderío fue aplastante. Pasadas las seis horas de carrera, el campeón navarro, Olano y Escartín aún permanecían en el reducido racimo de corredores que resistían sobre el asfalto, golpeados por la lluvia y atragantados por la altitud colombiana.

A falta de dos vueltas pinchó Induráin, que apenas enlazó con el grupo decidió incendiar la ronda. Golpeó con dureza sus pedales y tomó unos metros de ventaja... Suficiente para enloquecer a todos sus rivales. No era un ataque; más bien pareció un simple examen. Y cuando aún resoplaban sus enemigos, Olano, la mejor secuela de Induráin, aceleró junto a la cuneta con una virulencia extraordinaria. Todos se quedaron mirando al jefe. Pero el navarro no se inmutó: pisó el freno. No podía arrastrar a sus rivales hacia su compañero. Así, el donostiarra enfiló hacia la meta con gran potencia. Ni siquiera un pinchazo en los últimos metros le apartó de la gloria. A sus 25 años, poco importaba. Cruzó la línea sin aire en la rueda trasera. Luego llegó el navarro, con Pantani y Gianetti, a los que pulverizó en el sprint. La gesta estaba escrita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de octubre de 1995