Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

EL REY ESTABA DESNUDO

El rey de España aparece desnudo, llevándose todo el sol, al parecer malagueño, desde la cubierta del yate Fortuna -del que se ve el nombre y la bandera con la corona real- en unas fotografías que publica la revista sensacionalista, italiana Novella 2000, que en portada da una de las imágenes, señala que es la primera vez que un monarca sale de esa guisa y lo anuncia como exclusiva mundial. Don Juan Carlos, sin una marca de bañador, como un habitual del sol integral, enseña lo que la revista llama "Ias más escondidas joyas de la Corona española", y entona el himno al naturismo cubriendo tan sólo su real cabeza con un gorrito blanco de pescador. Cuatro fotografías, que dejan ver el anverso y el reverso, la cara y la cruz del Monarca, del que Novella 2000 loa el físico enjuto y longilíneo, a la vez que recuerda su pasión por el deporte. Bajo el título interior de 'El Rey está desnudo', dos subtítulos para, las fotografías: el primero le rebaja un poco de rango, "Olé: he aquí a su Alteza Real"; el segundo, sin cortarse nada, lo define como "Un gran pedazo de hombre". Novella 2000, que data el texto en Málaga, a la salida de cuyo puerto el Rey, "repanchigado en el puente del yate Fortuna, en espléndida soledad, [... ] ofrece las reales rotundeces a los besos del sol", como dice con toque poético, comenta el hecho de que don Juan Carlos sólo lleve cubierta la zona de la corona como un relax tras el estrés de la boda de la infanta Elena, y recuerda que ya fueron pillados en situación semejante príncipes de sangre real, como Alberto de Mónaco o Carlos y Andrés de Inglaterra, pero nunca un soberano reinante. La revista no alude a que las reales porretas no son sino continuación de las que su abuelo, Alfonso XIII, se dejó inmortalizar por el fotógrafo Campúa cuando visitó Las Hurdes con el doctor Marañón. El gabinete de prensa de la Zarzuela no hizo ayer ningún comentario. Fuentes de la Zarzuela señalaron a la agencia Servimedia: "Desconocemos la publicación, por lo tanto es difícil hacer cualquier tipo de consideración".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de mayo de 1995