Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AUTOMOVILISMO

Alain Prost prueba en Estoril el nuevo McLaren

El francés Alain Prost, campeón del mundo de fórmula 1, probó ayer en el circuito de Estoril (Portugal) el nuevo McLaren-Peugeot. Lo hizo 165 días después de anunciar, precisamente en el mismo escenario, que se retiraba de la competición. Cubrió sólo seis vueltas y sus tiempos fueron discretos."Ahora quiero dedicar unos días a reflexionar y después tomaré mi decisión sobre si continúo en el circus", dijo Prost, que ha disputdao 199 grandes premios y ha logrado 51 victorias. "La anunciaré la semana que viene". Ayer se le vio dispuesto a continuar en la fórmula 1. "Me parece que sigue disfrutando al volante", explicó el británico Ron Dennis, el director de la escudería que ha pasado de los motores Honda a los Peugeot.

McLaren, equipo con el que conquistó tres de sus cuatro títulos, mantiene su deseo de contar con Prost pero el campeón, de 38 años, aún no se ha pronunciado. En Estoril cumplió lo prometido a Dennis y a Jean Pierre Jabouille, responsable de Peugeot Sport, ambos amigos personaless suyos. Aceptó probar el nuevo coche pero sin ningún compromiso.

La sesión de entrenamiento se desarrolló en medio de una enorme expectación, aunque sólo se permitió la presencia de un grupo reducido de periodistas, que asistieron a las pruebas desde, una distancia considerable. El campeón se presentó con un mono rojo, sin ningún tipo de logotipo publicitario.

Primero dio dos vueltas para adaptarse al monoplaza y después completó cuatro más rodando a un ritmo más elevado. Los registros, tomados de forma manual, fueron cinco segundos más lentos que los que permitieron al británico Damon Hill (Williams-Renault) conseguir la pole-position en el Gran Premio de Portugal.

Estos entrenamientos deben servir para que Prost dé su impresión sobre el nuevo McLaren dotado de motor Peugeot. Si finalmente decide retractarse de su retirada, deberá indemnizar a su anterior equipo, el Williams-Renault.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de marzo de 1994