AUTOMOVILISMO

Sainz, segundo del Rally de San Remo tras la segunda etapa

Las posibilidades de Carlos Sainz (Toyota) de revalidar el título de campeón del mundo de rallies aumentaron considerablemente tras la segunda etapa del Rally de San Remo. El piloto español acabó la complicada jornada nocturna en segunda posición, a tan sólo 22 segundos de] líder, el francés Didier Auriol (Lancia). Este resultado parcial, junto al abandono del inlandés Juha Kankkunen (Lancia) el domingo, deja a Sainz muy cerca del título.

El piloto español prácticamente sólo tiene que acabar entre los cinco primeros de este rally y confirmar su triunfo definitivo en el próximo Rally Catalunya.La etapa fue especialmente dura para Sainz, quien todavía arrastra las secuelas del accidente que sufrió en el pasado Rally de Australia. Los 10 tramos cronometrados -siete sobre asfalto y tres sobre tierra- debían servir para eliminar a alguno de los favoritos y Sainz no quería estar en el grupo de los descartados. Por eso, abordó el rally con ciertas precauciones, consciente de que eran otros los que tenían que atacar. Kankkunen era el que más se jugaba porque necesitaba quedar por delante de Sainz para neutralizar la ventaja de éste en el campeonato. Sin embargo, al piloto finlandés se le atragantó una vez más el asfalto. Sólo llegó a disputar los primeros 23 kilómetros del rally. Un palier roto, el cambio de marchas bloqueado y un neumático pinchado provocaron que llegara fuera del tiempo permitido al final del segundo tramo cronometrado. El abandono era obligado y, sobre todo, el horizonte del Mundial quedaba muy despejado para Sainz.

A partir de ese momento, el piloto español todavía tuvo que controlar más sus impulsos de ganador. Ya sólo necesita acabar en San Remo y rematar en España, en el Rally Catalunya que se celebrará del 9 al 13 de noviembre. Además, durante la larga etapa, Sainz padeció dolores en el cuello y acabó el día con jaqueca. Entre tramo y tramo, la asistencia de Toyota le colocaba un collarín ortopédico para aliviar el dolor porque, sobre todo en los tramos de tierra, el esfuerzo se hacía difícil de soportar. La etapa de hoy y también la de mañana, que se disputan enteramente sobre esa superficie, pueden resultar un suplicio para Sainz. El piloto español tendrá que resistir porque este sacrificio puede valer un título mundial.

Tras el abandono de Kankkunen, el rally perdió parte de su interés pero la lucha por la victoria seguía viva. El italiano Biasion compite por última vez para Lancia y sus compatriotas le ofrecieron la ventaja de partir con el número 9. De esta manera, conseguía un neumático más adecuado en los tramos de asfalto y en la tierra tomaba la salida cuando. los de delante le habían despejado la pista de gravilla. Pese a todo, el más rápido fue Auriol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de octubre de 1991.

Lo más visto en...

Top 50