Suárez dice que se conformaría con que España empate con Francia en París

Un empate del equipo de España ante la selección de Franela el próximo miércoles en París, en el partido de clasificación para la Eurocopa de Naciones, sería "un buen resultado", según el selecionador español, Luis Suárez, quien, sin embargo, asegura estar "mentalizado para ganar". Así se expresó ayer el técnico español en El Saler (Valencia), donde se encuentra concentrada la selección española."Todo el mundo pregunta lo que pasará si se pierde el rniércoles", dijo Suárez, "pero nadie me ha preguntado: ¿qué pasa si se gana?". Y añadió: "Pero aquí nadie habla del empate, que también sería un buen resultado; el empate lo firmo ya", sentenció, aunque recordó que mantiene su "mentalidad de siempre, preparar el partido para ganar".

Los seleccionados jugaron ayer un partido por primera vez desde que llegaron a Valencia el pasado martes. Se esperaba que la alineación que hiciera Suárez permitiera aclarar las dudas que el seleccionador asegura tener para decidir el once inicial. Pero, en contra de lo esperado, de ese encuentro no se pudo obtener pista alguna. De entrada, porque Suárez no dispuso un equipo completo de seleccionados, sino que organizó el partido dividiendo a sus 16 jugadores en dos grupos y añadiendo a cada uno de ellos tres jugadores cedidos por el filial del Valencia, el Mestalla.

Así, en uno de los bandos jugaron Zubizarreta, Quique, Alkorta, Sanchis, Soler, Michel, Butragueño y Bakero, a los que se sumaron los mestallistas Pitarch, Dauder y Rosalén. En el otro bando, Suárez dispuso a los restantes: Ablanedo, Nando, Juanito, Goicoechea, Carlos, Vizcaíno, Amor y Manolo, que contaron con la ayuda de los jóvenes del Mestalla Alcalá, Rodri y Fabado. Ninguno de los dos equipos permitía vislumbrar claramente una toma de decisión por parte de Suárez acerca del equipo inicial para el partido del próximo miércoles.

"Peor que ayer"

"Lo tengo peor que ayer", dijo Suárez en la conferencia de prensa posterior cuando se le preguntó si el partidillo le había permitido despejar alguna de sus dudas. Tras bromear acerca de la poca ayuda que recibe de los periodistas que se aventuran a dar una posible alineación inicial, el técnico volvió a insistir en que todos los jugadores están muy bien y que su decisión es complicada. "Lo importante es que los que tengan que salir, estén a la altura", dijo Suárez, quien aseguró que todos los jugadores están con ilusión, "concienciados" de la importancia del partido, y que ya se le nota a cada uno de ellos "una tensión justa por saber si va a ser designado para jugar".Suárez insistió en que no le preocupa lo que haga el seleccionador de Francia, Míchel Platini, porque él piensa mantener su decisión de jugar a la suya. Aún así, no tiene claro el equipo y parece que piensa mantener la incertidumbre hasta el Final, porque al final zanjó la cuestión diciendo: "Lo decidiré el martes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0016, 16 de febrero de 1991.

Lo más visto en...

Top 50