Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça da por perdido a Roberto e intenta preservar la imagen del club

El Barcelona da por perdido a su jugador Roberto, según fuentes del club, y limita su estrategia actual a preservar la imagen de la entidad, deteriorada ante la afición con la fuga de dos jugadores, uno de ellos, Milla, al Real Madrid. La directiva azulgrana frenó ayer los deseos de Roberto de abandonar la concentración de Holanda y estar presente en las negociaciones de su fichaje por el Valencia.El caso Roberto está entrando ya en su recta final. Fuentes próximas a la directiva azulgrana manifestaron ayer a este diario que la marcha del jugador es inminente y que en lo único en lo que se está trabajando ahora es en encontrar una salida digna al nuevo'conflicto planteado. El presidente Núñez, desde su refugio veraniego en Formentor (Baleares), ha dado instrucciones muy claras a los pocos directivos que quedan en Barcelona y no están disfrutando de vacaciones: preservar la imagen del club.

Y es que Núñez, según confesión de uno de sus colaboradores, "ha entrado en una fase de nerviosismo tal, a raíz del fichaje de Milla por el Real Madrid, que incluso ha pedido explicaciones al cuerpo técnico del club del por qué han sido contratados tres juveniles del conjunto, barcelonés Damin por el filial madridista".

En la línea de preservar la imagen del club- el directivo Francesc Ventura, que ha llevado estos días las negociaciones con los representantes de Roberto, ha conseguido frenar los deseos del jugador de abandonar la concentración de Holanda. "Es lógico que Roberto esté nervioso y que se sienta acosado por los medios informativos presentes en Holanda, pero le hemos expresado la conveniencia de que espere hasta el domingo, día en que regresará toda la plantilla", manifestó ayer Ventura, quien veladamente insinuó que si el jugador no acepta el consejo podría ser sancionado.

Ventura, que no tiene capacidad de decisión, ha traspasado todas las negociaciones al gerente del club, Antón Parera, que regresó ayer de Japón. El directivo azulgrana reconoció a EL PAÍS que la situación se encuentra "en un callejón sin salida" y que las diferencias entre Roberto y el técnico Johan Cruyff "son importantes y vienen de lejos". Asimismo, confirmó que el -Barcelona "no va a aceptar ningún chantaje en cuestión de dinero".

La directiva azulgrana se encuentra muy molesta por el conflicto originado por el jugador. La tesis de Núñez y su junta, según fuentes próximas al presidente, es que Roberto "ha obrado de mala fe al esperar a que toda la plantilla estuviera en Holanda y crear más revuelo en toda la Prensa".

El Barcelona quiere pagarle ahora con la misma moneda y va intentar dilatar las negociaciones al máximo. "Sólo al jugador le daremos al baja, previo pago de 300 millones de pesetas, si hace uso de la cláusula que figura en su contrato. Ni se la daremos a su mujer ni a su abogado y ya ve

remos de dónde saca ese dinero y cómo loffistifica ante Hacienda" manifestó Ventura.

Por otro lado, el Barcelona derrotó ayer por un gol a cero al SVV Schiedam, de la Primera División holandesa, en partido amistosos disputado en aquel país. Julio Salinas fue el autor del tanto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de agosto de 1990

Más información

  • El jugador quería abandonar la concentración de Holanda