Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sito Pons: "La moto se fue de delante y no sé cómo me produje las lesiones"

"La moto se fue de delante y no sé cómo me produje las lesiones. Fue un accidente con mala suerte", comentó ayer a mediodía Sito Pons, bicampeón del mundo de motociclismo de 250cc (1988 y 1989), desde la unidad de cuidados intensivos de la clínica Susak, de Rijeka (Yugoslavia), antes de ser trasladado en un avión especial de Europe Assistance a Barcelona. Sito ingresó anoche en la clínica Dexeus y todo parece indicar que tardará entre seis y ocho semanas en volver a subirse a la moto tras su accidente, el pasado domingo, en la prueba de 500cc del Gran Premio de Yugoslavia, que le produjo la rotura de 11 costillas.

Sito, de 29 años, sufrió una caída en el último tercio de carrera cuando marchaba en quinta posición. "Había superado ya a Chili, que en ese momento iba pegado a mi colin. Me encontraba bien, pues me había recuperado ya de mi mala salida", comentaba Sito colgado al telefono de la UVI, con voz más pausada de lo habilual pero sin expresar dolor, "pese a que estoy inmovilizado y con miedo a mover un dedo porque tengo cinco costillas rota", dijo el piloto.Posteriormente, el doctor Josep María Vilarrubles inforrno que el piloto español tiene un estado de salud "bueno" aunque calificó el pronóstico de "grave". Es una gravedad controlada", dijo. Según el parte médico, Sito tiene 11 costillas rotas, siete del lado izquierdo y cuatro del derecho; se le ha producido un coágulo en la cavidad torácica y presenta un colapso en el pulmón izquierdo que ha obligado a los doctores a efectuar una punción torácica. El parte médico agrega que el estado cardiaco es bueno y que el piloto necesita permanecer ingresado durante un periodo de entre dos y tres semanas, mientras que para volver a correr deberá esperar entre seis y ocho semanas, informa Rafael Carbonell.

"La curva en la que caí es cerrada y hay que sacrificarla mucho si quieres ir deprisa. A media trazada, la moto se fue de delante, posiblemente por culpa del neumático, que no era de la mejor calidad. No sé cómo me produje las heridas; no sé si fue mi moto, yo mismo dando vueltas por el suelo u otro piloto", explica Sito.

La mala suerte de Chili

Cuando se le cuenta que fue Chili quien lo atropelló, lamenta esa mala suerte. "Me sabe mal por Pierfrancesco [Chili], pero así son las carreras. Él iba muy pegado a mí, como iba yo cuando marchaba a su espalda. Cuando se te cae un piloto delante no siempre puedes reaccionar a tiempo y esquivarlo. Tuve mala suerte, pues quizá si no me hubieran atropellado no me habría hecho tanto daño ".

Sito, que, además de tener 11 costillas rotas, sufre una contusión en el corazón -"no sé si tengo algún golpe más en un pulmón"-, llegó ayer a Barcelona a última hora de la tarde acompañado de su esposa, Laura. Sito no recuerda absolutamente nada del accidente. "Sólo me acuerdo de que me metieron en una ambulancia y me llevaron a la clínica móvil del circuito".

"Roth es un extraordinario piloto y mejor persona", señaló Sito al comentar el gravísimo accidente sufrido por el piloto alemán en la prueba de 250cc, ganada finalmente por Carlos Cardús. "Recuerdo que el pasado año mantuvimos una serie de duelos en la pista, pues acabó segundo en el Mundial, justo detrás mío. Es un piloto muy fogoso, agresivo, y me sabe muy mal que se encuentre en gravísimo estado".

Roth, muy grave

Mientras tanto, el alemán occidental Reinhold Roth, de 37 años, sigue debatiéndose entre la vida y la muerte en un hospital de Rijeka (Yugoslavia), después del gravísimo accidente sufrido el pasado domingo durante la prueba de 250cc del Gran Premio de Yugoslavia, que fue ganada finalmente por el español Carlos Cardús. Los médicos mantienen con vida a Roth de forma artificial, informa la agencia Reuter.

"Aún está en coma profundo y su estado es inestable", señaló el doctor Vesna Bosen. "Sufrió un durísimo golpe en la frente, con fractura de cráneo, daños cerebrales y hemorragia interna". Los médicos insisten en que el piloto alemán, que había mostrado su intención de retirarse al finalizar la presente temporada, tiene escasas posibilidades de recuperarse. Roth perdió el control de su moto al estrellarse contra el australiano Darren Milner, piloto que salió en la última posi ción de la parrilla de dos y medio y que estaba siendo doblado en ese instante por el pelotón de siete pilotos, entre los que estaba Cardús, que encabezaba la prueba. El último de ese grupo era Crivillé, que fue derribado por la moto de Roth. "Había un doblado en el estrechamiento [Darren Milner]", señaló Crivillé a su llegada ayer a Barcelona, "pero, por un error de señalización de los comisarios de pista, Roth no lo vio, lo embistió, perdió el control de su moto y fue a parar contra el guardarrail. Yo pude evitarlo, pero cuando estaba haciendo motocross por el césped, la moto de Roth se estrelló contra mí y caí".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de junio de 1990