Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EUROPEAS

El Gobierno considera que el resultado de las elecciones supone un respaldo a su gestión

El Gobierno considera positiva en extremo la obtención del 39,5% de los votos emitidos el 15 de junio, ya que, si actualmente se celebrasen elecciones legislativas, según comentó Rosa Conde, incrementaría su actual número de diputados en el Congreso. "Creemos", agregó la portavoz del Ejecutivo, "que se ha apoyado la gestión del Gobierno". Reiteró que no se anticiparán las elecciones al tiempo que situó su convocatoria en la primavera de 1990. Paralelamente, el secretario de organización del PSOE, Txiki Benegas, propuso al centroderecha que retire las mociones contra instituciones gobernadas por socialistas.

Rosa Conde resaltó que las elecciones "han mostrado que la sociedad española está más a la izquierda que lo que el Partido Popular y el Centro Democrático y Social representan. No se trata de que el Gobierno piense que deben reconsiderar las mociones de censura, sino que lo que estima es que deben reflexionar sobre sus actitudes y comportamientos políticos".Durante la conferencia de Prensa celebrada ayer en Madrid para presentar los resultados oficiales de las elecciones al Parlmanto Europeo, celebradas en España el pasado jueves, la portavoz del Ejecutivo, que estuvo acompañada del ministro del Interior, José Luis Corcuera, hizo un llamamiento al restablecimiento del diálogo social, tras defender que los resultados de las elecciones no deben interpretarse como una derrota del Gobierno a la UGT, que había optado ante estos comicios por no recomendar el voto para la candidatura del PSOE. Si bien agregó que "el Gobierno no ha echado un pulso a nadie, ni a los sindicatos ni menos aún a los trabajadores", José Luis Corcuera, ex dirigente de UGT, fue más crítico y opinó que "no cabe la menor duda" de que la lista encabezada por Fernando Morán ha recibido muchos votos ugetistas. "Ya dijimos que algunos que querían extrapolar los resultados de estas elecciones no lo harían después de conocer esos resultados", ironizó. "Lo que quiere decir que hay gente que pierde oportunidades históricas de estar callado", agregó, en presumible alusión a Nicolás Redondo.

Más diputados

La portavoz del Ejecutivo indicó incluso que, "aunque no es intencíón del Gobierno hacer de estas elecciones unas primarias, con la distribución provincial de votos que se ha producido el partido socialista no sólo obtendría de nuevo la mayoría absoluta, sino que incluso conseguiría algún diputado más de los que tiene ahora".

Tras recordar que Felipe González en ningún momento ha esgrimido la posibilidad de anticipar las elecciones legislativas en función de los resultados de los comicios europeos, Conde aseguró tajante: "Agotaremos la legislatura. Las elecciones serán en la primavera de 1990. La legislatura se agota en junio, como se sabe. Si se adelantará un mes o medio, no lo sé, porque no soy adivina".

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, Txiki Benegas, recomendó ayer, en el transcurso de una fiesta celebrada por el partido para celebrar sus resultados, al Partido Popular y al CDS retiren las mociones de censura que presentadas contra ayuntamientos socialistas porque éste sería el segundo error que cometieran en poco tiempo. El primero habría sido la propia presentación de las mociones a lo que achaca la pérdida de votos de esos dos partidos. En tono más bien de broma, afirmó que "la formación de una nueva mayoría anunciada por el Partido Popular en realidad ya es una vieja minoría".

Más de mil personas, la mayoría militantes de base del partido, se reunieron ayer en la sede federal del PSOE para festejar lo que consideran "una clara victoria" de su partido y abrazar y felicitar al cabeza de lista, Fernando Morán.

La pérdida del PSOE de más de un millón de votos en relación con las elecciones de 1987 no fue considerado, al menos ayer, como un dato a tener en cuenta, dado el ambiente de euforia reinante. Benegas afirmó que lo importante era el porcentaje de votos y que éste había subido. Una vez más, se refirió a la alta abstención registrada como perjudicial para los partidos mayoritarios. Otro dato que sí quiso resaltar era que el PSOE se distancia 18 puntos del Partido Popular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de junio de 1989

Más información

  • Benegas pide al centro-derecha que retire las mociones de censura