Expectación ante la contra reloj de hoy

El Tour afronta hoy una de las etapas más decisivas, una contra reloj individual de 52 kilómetros. No podrá ser definitiva, cuando aún queda toda la montaña y otra contra reloj de 46 kilómetros, pero sí se considera muy importante porque es ahí donde los favoritos al triunfo final empezarán a dar la medida de sus fuerzas, y por tanto, de sus posibilidades de subir al podio de París el próximo día 24 de julio.Ha llegado la primera hora de la verdad en el Tour porque las diferencias en la clasificación serán importantes. Y sobre todo servirán de referencia para afrontar la montaña que se avecina -el lunes hay un puerto de primera a 55 kilómetros de la llegada- y permitirá trazar las estrategias.

Más información

Hoy, Bernard, Delgado, Zimmermann, Kelly, Mottet, Breukink, Pino y Herrera se verán solos en la carretera. Ninguno, a excepción de Kelly en los sprints, ha tenido ocasión de revelar a los demás su estado actual de fuerzas. Por eso el descarte de favoritos ha de comenzar necesariamente hoy. El golpe de mano realizado ayer por un cuarteto de candidatos a ganar el Tour no tiene más importancia que la que quiera dar cada uno de los afectados. Porque en una contra reloj, que se corre también con el corazón, influye decisivamente la moral. Quienes ayer se consideraran derrotados, hoy dirán adiós al Tour.

El recorrido de la contra reloj es totalmente llano. Podrá influir en el recorrido un fenómeno ajeno a la carretera, que es el tiempo. De nuevo las tormentas siguen el camino del Tour, y su intensidad y situación es tan variable que en dos minutos -diferencia con la que saldrán los corredores- el tiempo varía totalmente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 07 de julio de 1988.

Lo más visto en...

Top 50