Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jesús Quintero hará un programa "mitad mágico, mitad confidente"

Una luna llena y un firmamento lleno de estrellas será el decorado que servirá a Jesús Quintero, el Loco de la Colina, para realizar las entrevistas de su programa El Perro Verde, que en breve emitirá TVE. Un clima "mitad mágico y mitad confidente o cómplice" caracterizará estas entrevistas que, según fuentes de la realización del programa, se realizará con un gran respeto y ternura para con los invitados". El Perro Verde, podrá comenzar su emisión el viernes 6 de mayo, si bien el equipo de Quintero aún no contaba ayer con una fecha concreta sobre el inicio de las emisiones.El programa se realizará en Sevilla, en un plató levantado en el antiguo cine Pathé, un gran local del centro de Sevilla que cerró hace unos años a consecuencia de la crisis de las salas comerciales. Una gran actividad recorre desde hace casi un mes los pasillos de este antiguo cine, ya que, dicen los técnicos, "estamos redondeando el programa".

Cada emisión de El Perro Verde tendrá una duración de 55 minutos y nunca se acogerán a un mismo esquema, "no queremos hacer un programa cuadriculado, sino uno donde el factor sorpresa sea un elemento importante para atrapar al telespectador; uno desde el que se le puedan ofrecer diversas alternativas. Cada vez se utilizará un diseño diferente", explica un responsable del programa. Sin embargo, El Perro Verde sí contará con una unidad estética, sonora y de contenidos que posibilite la consecución de un clima cordial en el que Jesús Quintero podrá enfrentarse a sus invitados frente a las cámaras.

Los responsables del programa no han comunicado nombres de personajes que serán entrevistados por Quintero, alegando que "aún estan por concretar casi todos". Hasta el momento se han grabado un mínimo de dos entrevistas, con Garbancito, popular vendedor de lotería de Sevilla, y con Edén Pastora, el Comandante Cero nicaragüense.

Sevilla jugará un papel importante en el nuevo programa, porque además de los exteriores se harán referencias a la ciudad. "Es una cuestión de descentralización con respecto a Madrid y Barcelona, igual que ocurrió con la radio", explican fuentes próximas a Quintero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de abril de 1988