Reportaje:

Benazir Bhutto

La líder de la oposición paquistaní acepta casarse por conveniencia

Benazir Bhutto, la líder de la oposición paquistaní, considerada por algunos sectores de su país como "una abogada de las ideas modernas", acaba de echar un jarro de agua fría a sus seguidores más izquierdistas al haber aceptado casarse con un acaudalado hombre de negocios por deseo de su familia. El novio, Asif Zardari, le fue presentado hace sólo una semana; es contratista de obras y un conocido jugador de polo. Al igual que ella, tiene 34 años, y pertenece a una rica familia de terratenientes.

Benazir Bhutto ha reconocido que el matrimonio negociado por su madre y otros parientes durante el año pasado significa para ella una "obligación religiosa" y también "un deber familiar". Bhutto, que ha estudiado en Oxford y Harvard antes de convertirse en líder del Partido Popular Pakistaní, sabe que en Occidente esta unión resulta difícil de entender: "No creo que esto se pueda comprender en Occidente", comentó; "creo que tanto mis amigos de Harvard como de Oxford se sorprenderán ante mi acatamiento a este matrimonio concertado".La verdad es que Bhutto ha reconocido con gran sinceridad las presiones políticas, religiosas y sociales que han influido en su decisión, y ha subrayado lo difícil que habría sido para ella encontrar un marido sin provocar habladurías, que siempre beneficiarían a su oponente político, el presidente Mohammad Zia Ul-haq. "Es preciso valorar las consecuencias políticas de cada paso que doy; de lo contrario es muy posible que este matrimonio concertado no se hubiera producido". "La sociedad islámica no está pensada para que hombres y mujeres se encuentren, con lo cual es muy difícil conocerse; además, en mi caso, como líder del partido más importante de la oposición, un matrimonio por amor habría dañado mi imagen, seguramente". Sin embargo, su imagen va a verse afectada también. Ya se han escuchado opiniones contradictorias en en Pakistán, de cara a las prometidas elecciones de 1990. Su secretario de prensa, Baseer Riaz, comentó que un matrimonio tradicional la protegerá de las críticas de los fundamentalistas islámicos, que intentan presentaría siempre como una abanderada moderna con ideas occidentales sobre la mujer; pero expertos en política paquistaní han advertido que esta alianza alejará del partido de Bhutto a los miembros más jóvenes, con tendencias izquierdistas.

La familia del novio inició las negociaciones matrimoniales hace aproximadamente un año, a través de una tía de la novia, pero el tema se planteó seriamente en febrero mediante conversaciones entre la madre de Bhutto, la Begum Nusrat Bhutto, y la madrastra de Zardari. Las dos ancianas estuvieron presentes durante el primer contacto de la pareja, celebrado hace tan sólo siete días.

Tras el encuentro, la novia ha tratado de ver las cosas por el lado optimista: "He podido apreciar que es una persona agradable, con sentido del humor; además, parece tolerante, puesto que podía hacerse a la idea de tener una mujer con una carrera propia; así pues, por mi parte consideré prudente aceptar la propuesta". Añadió también que su familia había dejado muy claro que su labor política era una condición no negociable. Benazir ha añadido que espera que el amor nazca entre ella y Zardari, ya que no cree en el divorcio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 03 de agosto de 1987.