Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaime Blanco, reelegido secretario general del PSOE de Cantabria

SantanderJaime Blanco fue reelegido ayer secretario general del Partido Socialista de Cantabria (PSC-PSOE) con más del 60% de los votos de los delegados asistentes al cuarto congreso regional de este partido. La candidatura crítica, que encabezaba el senador y diputado regional Jesús Cabezón, obtuvo un 38%, igual porcentaje que el del número de votos opuestos a la gestión de la ejecutiva saliente. En la nueva dirección de los socialistas cántabros no se aprecian excesivas modificaciones, con la excepción de la inclusión de dos miembros de la corriente de opinión Izquierda Socialista, la cual consigue colocar también a otros seis militantes en el consejo regional, pese a contar con tan sólo un 8,6% de los mandatos de los delegados al cuarto congreso de los socialistas cántabros.

La reelección de Blanco no produjo ninguna sorpresa en el congreso, que, desde su inicio, ha estado marcado por una clara división entre el sector denominado oficialista, que incluye a las agrupaciones afines a la actual dirección y a Izquierda Socialista, y el denominado crítico, del que forman parte militantes identificados con los grupos conocidos como nueva mayoría y tercera vía. Éstos decidieron finalmente presentar una candidatura conjunta porque, "si para algunos puede ser una actitud testimonial, para nosotros se trata de un planteamiento de futuro", afirmó uno de sus portavoces.

Representantes de nueva mayoría y tercera vía no descartaron que en un futuro próximo puedan constituirse en corriente de opinión, ya que estiman contar con un proyecto político diferenciado tanto a nivel regional como, en algunos aspectos, a nivel federal. El candidato crítico a la secretaría general, Cabezón Alonso, se mostró plenamente satisfecho con el resultado de la votación "porque el porcentaje de votos obtenido significa que, de haberse tenido en cuenta el censo de militancia real del partido en Cantabria, habríamos conseguido la mayoría".

El sector crítico no descartó ayer que, a medio plazo, sea necesaria la celebración de un congreso extraordínario que ponga fin al enfrentamiento existente en el seno del PSC-PSOE. A la clausura del congreso no asistió el secretario de organización del PSOE, Txiki Benegas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de marzo de 1985