La ley de Libertad Sindical puede ser inconstitucional, según Sagardoy

La ley de libertad sindical consagra el bisindicalismo y "técnicamente deja mucho que desear", aunque "no es una mala ley", según manifestó ayer Juan Antonio Sagardoy al presentar el informe sobre el proyecto de la citada ley editado por el Instituto de Estudios Económicos y del que es autor junto a Federico Durán.El profesor Sagardoy señaló que el proyecto beneficia un determinado modelo sindical y "sobre él se ciernen algunas sombras de inconstitucionalida". A este respecto citó la limitación del derecho de sindicación a parados y jubilados, y ausencias graves como la de los autopatronos agrarios. Juan Antonio Sagardoy planteó lo que, a su juicio, es un tema de debate: si conviene que aspectos como la acción sindical en la empresa, el descuento de cuotas y los cánones de negociación sean objeto de una ley orgánica, o por el contrario, han de dejarse a la libertad negociadora de las partes.

Sagardoy subrayó que "cuando menos, es cuestionable aplicar retroactivamente la nueva duración de los cuatro años para el mandato". Y tras señalar que él siempre se ha mostrado favorable a potenciar los sindicatos, dijo que "ello no puede llevar a un pansindicalismo, y menos aún a copar el mapa sindical, vía ley".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS