Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Primera división: el Barcelona sigue de líder

La Real empató a cuatro minutos del final

Esta vez al Valladolid los minutos finales le fueron fatales. Si el sábado consiguió frente al Valencia un punto que prácticamente lo tenía perdido, ayer les ocurrió lo contrario. A cuatro minutos del final, la Real aprovechó su oportunidad y el Valladolid tiene un nuevo negativo. También se podría decir que la Real ganó el punto que perdió en el último minuto del partido del Luis Casanova.No lo mereció. Ayer en unas condiciones difíciles se impuso a la Real, la dominó, también es verdad que se dejó dominar, pero creó ocasiones de gol, solventadas perfectamente por la defensa donostiarra y en última instancia por Arconada, que sólo pudo ser batido de penalti.

El Valladolid perdió un punto por un despiste defensivo, que es su línea fuerte desde que García Traid se hizo cargo del equipo. La Real realizó en Valladolid su partido fuera de casa. A la defensiva, esperando el contragolpe llevado por López Ufarte.

Esta Real Sociedad a cada jornada que transcurre se va pareciendo más a la de los éxitos, una vez conjuntados los nuevos, o acostumbrados ya a la ausencia de sus internacionales. Ha conseguido armar su defensa y en la delantera cada vez son más peligrosos el junior Bakero y el internacional Uralde.

Y con esas armas, el Valladolid se durmió o se confió. Descuidar la defensa frente a la Real Sociedad es arriesgarse a encajar goles, y ayer le tocó al conjunto de García Traid, que, desde luego, no está para riesgos inútiles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de febrero de 1983