Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fotonoticia:

El «pam, pam, orellutt»

del Castellón volvió a resonar en Castalia. Las tracas, los cohetes, los cánticos locales del Rotllo i canya, las canciones que han devuelto a la popularidad Els llauradors, todo el folklore junto, cerró el ambiente festivo de la capital de La Plana. Toda la afición de la provincia celebró el éxito. El equipo albinegro ha vuelto a la máxima categoría nacional. Por tercera vez ha logrado el ascenso. La próxima temporada, todos los ases del fútbol nacional pasarán por Castalia, un estadio que padece vejez prematura. Sólo una operación relámpago posibilitaría la construcción del nuevo campo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de mayo de 1981