Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gente

Los humoristas Martinmorales y Máximo

definieron, en una charla-coloquio celebrada anteayer en Madrid, la situación del humor político en España. Martinmorales dijo que a los políticos sólo se les podía caricaturizar de espaldas durante el franquismo. Ahora se pueden retratar de frente, «pero tienes que declarar, igual que antes, en los juzgados». Máximo explicó que el obelisco que siempre dibuja es el poder, «que es eterno y fuerte», mientras que sus personajes aparecen minimizados, para evidenciar el contraste que hay entre el ciudadano y el titular del obelisco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de diciembre de 1979