Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los k.o. del full-contact requieren una inactividad de seis meses

Se celebró ayer una rueda de prensa en la que Mariano Morante, director del departamento nacional de full-contact, dio a conocer algunos aspectos de esta especialidad deportiva afín a la Federación Nacional de Karate. Esta modalidad se viene practicando en España desde hace aproximadamente un año y en la actualidad cuenta con 35 monitores, 33 árbitros, y veintidós jueces. Hasta la fecha sólo se han expedido unas cien licencias aunque se sabe que los practicantes son varios miles y el motivo principal de que no están federados radica en la ignorancia que existe de que pueden hacerlo y que ya se ha empezado a subsanar.

El full-contact proviene del karate y del taekwondo. Dominique Valera, actual campeón continental y ex karateka ha sido su introductor en Europa. Es un deporte que ha adquirido una gran difusión en Suramérica y Centroeuropa. En Francia se han vendido 10.000 equipos en sólo dos años. No hay ninguna federación que lo rija y en todos los países se encuentra enclavado en la de karate. En España la autorización llegó a través Je la primera asamblea constituyente de esta federación, en la que se aprobó por unanimidad y se elevó acta al CSD, que dio su aprobación.Existen dos modalidades. En el Light-Contac es obligatorio el uso de casco Y los luchadores van con camiseta de hombreras además de que cada vez que se realiza una marca técnica se para el combate para dar el punto al competidor. En el full-contact ni se usa casco ni camiseta, y tampoco se para después de realizada una técnica. En esta modalidad los competidores van con guantes de caucho cocido tanto en las manos como en los pies y es obligatorio el dar ocho patadas que tengan contacto con el contrario en cada asalto. El no llegar a ese número rebaja la puntuación y se puede llegar a la descalificación, si no se consigue ninguna patada. Aunque están permitidas las patadas incluso en la cabeza existen algunas partes prohibidas como son la nuca, testículos, etcétera.

Esto puede motivar el que se considere al full-contact como un deporte peligroso, pero el señor Morante lo defiende al definirlo como «un deporte duro con el riesgo normal de lesión de cualquier otro. Es cierto que la realización de las técnicas llegan a su fin y que se pega de verdad, pero por eso es obligatorio un amplio reconocimiento médico antes y después de competir y un perdedor por k.-o. no puede volver a luchar hasta pasados seis meses, y previa aprobación de los médicos».

La forma de los combates

Los combates son realizados de la siguiente forma: para título de Europa, siete asaltos de dos minutos; los combates importantes, a tres o cinco asaltos de dos minutos y los que se realizan interclubs, a dos asaltos, también en dos minutos. El próximo miércoles, día 28, se celebrará en Madrid una velada en el polideportivo Magariños, a partir de las nueve de la noche, con diez combates entre los que destaca el que librarán el francés Dominique Valera, actual campeón europeo, y el italo-suizo Angelo Jacob con el título continental en juego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de febrero de 1979

Más información

  • La variante del karate en que más se golpea intenta introducirse en España_