Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Graves incidentes en Cádiz, con agresión arbitral

La jornada de Primera División se vio reducida el domingo, al disputarse tres partidos de la misma veinticuatro horas antes. En los encuentros del domingo hay que destacar los graves incidentes surgidos en el campo del Carranza entre el Cádiz y el Salamanca, cuyo triunfo complica la situación del equipo gaditano, prácticamente abocado a Segunda División. El árbitro y uno de sus jueces de línea fueron agredidos y el partido se dio por finalizado antes del tiempo reglamentario, debido a los incidentes. El Hércules, con más fuerza y poder que juego se impuso a un Athletic de Bilbao conformista y conservador, y la Real Sociedad pasó sus apuros para vencer a un Burgos con excelente juego.

Graves incidentes en CádizMás que un partido de fútbol, el encuentro disputado entre el Cádiz y el Salamanca supuso toda una crónica de sucesos. Parece ser que el ambiente estaba preparado por los últimos arbitrajes sufridos por el Cádiz. Si no es así apenas hay explicación para la cantidad de objetos, de todas las clases, lanzados al terreno de juego. La situación se complicó aún más cuando el Salamanca consiguió el gol del triunfo, que hunde al Cádiz prácticamente en Segunda División. El encuentro, por tanto, no tuvo otra historia. El dominio correspondió al Cádiz, pero no tuvo efectividad. La suerte, por otra parte, se alió con el Salamanca. Al final, el árbitro fue agredido en la entrada de los vestuarios, según redactó en el acta del encuentro.

El Hércules superó al Athletic

El Hércules ha dominado en todo momento al Athletic de Bilbao, conformista y conservador. El fuerte viento reinante impedía la perfecta realización de los jugadores del Hércules; por eso se limitaron principalmente a atacar desde principio, a fin sin apenas dar respiro a los jugadores de Koldo Aguirre. El Athletic de Bilbao actuaba con cierta comodidad, resignado en el empate inicial. El equipo vasco cumplía perfectamente su cometido hasta el minuto 74, en el que el Hércules consiguió el gol del triunfo. Fue a partir de entonces cuando el conjunto vasco pareció despertarse un poco de ese letargo con el que buscaba únicamente el empate. Pero cuando el Athletic de Bilbao quiso adelantar sus líneas, los jugadores del Hércules no cesaron en su empeño y por fuerza y coraje superaron a sus rivales.

No fue fácil el triunfo de la Real Sociedad

El Burgos supo jugar perfectamente a la Real Sociedad, por lo menos durante la primera parte, en la que no se consiguió ningún gol. El dominio territorial correspondía a la Real Sociedad, pero los burgalense no sólo se defendían perfectamente, sino que también contraatacaban con mucho peligro. Mediada la primera parte el Burgos consiguió un gol que fue concedido como válido por el árbitro, pero que después anuló por fuera de juego después de consultar al linier de ese lado. En esta primera parte, además, el portero del Burgos fue pieza clave en el empate a cero goles, al realizar paradas de gran mérito. En la segunda parte continuó la misma igualdad de fuerza pero la Real Sociedad acertó a marcar por partida doble. Esos dos goles parecían definitivos de cara al marcador, pero el Burgos acortó distancia y entonces no faltó emoción a un encuentro siempre disputado por los dos equipos. El Burgos era capaz, por su juego, de igualar el tanteador. Pero fue la Real Sociedad quien aumentó su cuenta de goles en el último minuto del partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de abril de 1978

Más información

  • Jornada dominical reducida en Primera División