Fiestas electorales, un sistema eficaz de captación de votos

La mayoría de los partidos que concurren a esta batalla por Madrid y sus escaños para el Congreso y el Senado, han intentado demostrar su poder de captación de masas en mítines, conferencias y presentaciones. Algunos partidos, sin embargo, los que han demostrado a lo largo de esta campaña tener un mayor poder de convocatoria, han dejado como momentos importantes los de celebración de fiestas electorales.

El riesgo de montar una fiesta a la que asista un escaso número de personas podría ser lo suficientemente trascendente de cara a los electores como para que varios partidos hayan obviado esta posibilidad. Sin embargo, por contra de lo que sucede en los mítines, el número de curiosos, no simp4.tizantes o afiliados, que concurren a las fiestas electorales, es elevado, y ello obedece, quizás, a la necesidad que existe en esta ciudad de participar en un ambiente festivo de los que tan pocas veces pueden disfrutar los madrileños.El montaje de una de estas fiestas electorales es complicado y requiere una fuerte inversión de tiempo y dinero. Ahora, al final de la campaña, algunos de los partidos que organizaron este tipo de actos exponen cuales fueron sus formas de organización y las dificultades encontradas.

Melquíades es uno de los personajes, el caballo democrático, que intervienen en las fiestas de la Candidatura de Trabajadores de Madrid. Junto a él, todos los elementos típicos de una fiesta popular, gigantes y cabezudos, guiñol, fotos trucadas y puestos de refrescos y bocadillos.

«El acto que realizamos en Vallecas, dicen en la sede de la CTM, se compuso de varios actos simultáneos alrededor de los cuales se agrupa la gente. Desde el primer momento debe romperse la imagen que se crea en un mitin, en el que la gente se agrupa en torno a una tribuna.»

« En cuanto a las dificultades de montaje, el problema mayor estriba en establecer servicios suficientes y adecuados de orden, guarderías, urgencia sanitaria, etcétera. Los presupuestos varían mucho y en gran parte depende de la campaña propagandística que se haga del acto. El alquiler de locales oscila entre las 150.000 pesetas y el medio millón. El sistema de megafonía cuesta alrededor de 40.000 pesetas el alquiler. La iluminación hace subir mucho los presupuestos Hay que pagar a los grupos de artistas, cuando no actúan gratis. Los puestos de bocadillos y bebidas suelen dejar un 40% de beneficio, con lo que se contribuye a pagar gastos.»

-¿En qué momento de la fiesta se consigue un mayor nivel de participación?

-Eá las fiestas que hemos organizado nosotros ese nivel se alcanza durante la representación teatral, que se compone de varios sketch con lo cual es más fácil graduar el tiempo de representación. Una vez obtenida la atención de la gente a través del teatro, siempre de participación, se pasa al turno de oradores. También la charanga que se organiza por las calles del barrio antes de la fiesta capta mucha gente. Hemos llegado a concentrar hasta 10.000 personas con la charanga.

La carpa de la UCD

Un sistema intermedio entre la fiesta y el mitin es el que adopta la Unión de Centro Democrático. En un local amplio, un palacio de deportes, por ejemplo, se monta una carpa de circo en la que se instalan los puestos, atracciones y estrados desde los que cantan Encarnita Polo y Daniel Velázquez precediendo la actuación de los oradores. Esta carpa, por ejemplo, se ha montado en Villalba el domingo 29 de mayo y, ayer mismo, en Arganda. El promedio de asistencia es menor que a las fiestas al aire libre, se venden pegatinas de la UCD , globos y camisetas. El mayor nivel de atención se consigue durante los discursos de oradores.

Treinta mil personas en fiesta

La Fiesta de la Unidad que celebró el Frente Democrático de Izquierdas en San Blas congregó, a lo largo de todo el día, a unas 30.000 personas. «El problema fundamental que plantea una fiesta de este tipo es conseguir un nivel de atención constante por parte de los asistentes. Para ello hay que montar una fiesta muy buena, con atracciones que, si bien llevan siempre, evidentemente, un contenido político de la candidatura del FDI, tenga otra serie de atractivos para la gente. »

«Generalmente, a las fiestas electorales asisten muchas personas que no son militantes de los partidos de la candidatura o simpatizantes. La fiesta es para todos. Intentamos hacer actividades paralelas entre las que la gente pueda elegir. El momento del mitin, al menos en nuestras fiestas, es el que ha registrado mayor nivel de participación.»

Según el FDI, que no ha tenido problemas excesivos para establecer sus servicios de orden, guarderías y asistencia sanitaria de urgencia, la megafonía es, por regla general, lo que causa mayores quebraderos de cabeza.

Torreledones, final de una campaña

Mañana, en un terreno de unas cuarenta- hectáreas en Torrelodones, se desarrollará el acto final de a campana que el Partido Comunista de España ha realizado en Madrid. Por cifras, ha sido este partido el que, en los diversos mítines, ha conseguido agrupar a mayor número de personas. A esta fiesta asistirán, según confirmó ayer el PCE, Juliette Greco, Marina VIady, Francois Arnauld, Me lina Mercury, su esposo Jules Dassin, Quilapayún, Duilio del Prete, María Angela Melato, Canzioneri Internazionale, los hermanos Taviani, Marco Pico y los españoles José Nienese, Teddy Bautista, Manuel Gerena, Antonio Gades, Ricardo Cantalapiedra, Miguel Ríos, Pablo Guerrero, Marisol, Ana Belén, Rosa León, Víctor Manuel, Leny Escudero, Victoria Vera y Concha Velasco entre otros, como animadores de una fiesta en la que hablarán Dolores Ibárruri, Santiago Carrillo y los candidatos por Madrid.

El PCE ha celebrado varias fiestas en Madrid durante su campaña electoral, dedicadas tanto a la política y programa del partido, como a los problemas de la juventud (fiesta de la UJC el domingo 29 de mayo en el campo del Boetticher) y a la mujer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 10 de junio de 1977.

Lo más visto en...

Top 50