La mosca que quiere volver a ser la heroína de Girona

El nacimiento de la primera mascota de LaLiga con perfil propio en redes sociales coincide con un resurgir de este tipo de figuras en el fútbol español. En el Girona FC han acudido a una leyenda de hace más de setecientos años para dar vida a Sisa, un personaje nacido con el fin de modernizar la imagen del club y acercarse a nuevos aficionados

Sisa, la mascota del Girona FC, en un partido de esta temporada.
Sisa, la mascota del Girona FC, en un partido de esta temporada.GIRONA FC

Cuenta la leyenda que cada vez que los franceses intentaron asediar Girona, un ejército de moscas defendió a la ciudad de los invasores del otro lado de los Pirineos. Ocurrió en 1285, cuando “una plaga” de insectos voladores “tan grandes como bellotas” ahuyentó al enemigo, relata el cronista medieval Bernat Desclot, y volvió a pasar en 1684. Ahora, cuatro siglos después, se espera una tercera intervención milagrosa. La urbe se ha vuelto a encomendar al mito, pero esta vez para derrotar a los rivales que cada quince días visitan el estadio de Montilivi, el nuevo campo de batalla donde los gerundenses buscan la épica. La mosca Sisa ha resucitado en forma mascota, elegida por los socios del equipo local.

Detrás de la resurrección de este símbolo de resistencia está un pequeño equipo de seis personas que lidera Aran Navarro, director de marketing del Girona FC. Durante el confinamiento, él y sus compañeros pensaron que sería una buena idea encontrar un personaje que encarnara los valores del club y del que la afición se pudiera encariñar. “Sometimos a votación tres animales vinculados a la historia de la ciudad y ganó la mosca con diferencia. El nombre ni se discutió porque la leyenda está vinculada a Sant Narcís Sisa, el patrón de Girona y protagonista del llamado milagro de las moscas”, explica al teléfono.

Aran Navarro (derecha) y Adam Díaz (izquierda), dos de los miembros del departamento de 'marketing' del Girona FC.
Aran Navarro (derecha) y Adam Díaz (izquierda), dos de los miembros del departamento de 'marketing' del Girona FC.GIRONA FC

Se pusieron entonces manos a la obra. Convirtieron el diseño inicial en un traje, buscaron a la persona que debía vestirlo y le dieron una personalidad: Sisa sería tímida pero también atrevida, empezaría correteando de acá para allá para luego arrancarse a bailar y siempre estaría cerca de la gente, “como una mosca cojonera”, para que nunca decayera el buen rollo. El mismo día de presentarla en sociedad, hace ya más de un año, en octubre de 2020, la convirtieron en la primera mascota del fútbol español con un perfil propio en redes sociales como Twitter o Instagram.

“La recepción ha sido muy buena y nos ofrece una nueva vía de interacción con los aficionados. No solo entre los más pequeños, que siempre corren a sacarse fotos con ella, sino también entre los jóvenes, que también le han cogido mucho cariño”, argumenta Navarro. La mosca llegó para sustituir al antiguo Carmany, una creación que imitaba al rey Carlomango y no terminó de generar la suficiente adhesión.

¿Conoce las mascotas del fútbol español?

Una torre, una palmera o un zorro. Pinche para descubrir algunas de las más curiosas

Las mascotas, una figura de animación importada del deporte estadounidense, empezó a popularizarse en España a partir de finales de los noventa, aunque nunca ha sido un recurso que proporcionara grandes réditos económicos, explica el historiador José Ignacio Corcuera. La inspiración animal siempre fue un tema predilecto. Cerca de la mitad de los equipos hoy representados en las dos máximas categorías se identifican o identificaron con un bestiario donde caben murciélagos, zorros, leones, mapaches o incluso dragones.

Su presencia se fue haciendo más residual y algunas mascotas como Clam, lanzada en el centenario del FC Barcelona en 1999, acabaron desapareciendo para siempre. Sin embargo, han recobrado protagonismo. Hace poco el Málaga CF lanzó un concurso para encontrar la suya y en 2016 el CA Osasuna resucitó a Rojillo y le fabricó una compañera para los partidos, Rojilla. Sus vecinos de la Real Sociedad, que nunca habían tenido mascota, dieron vida hace tres años a Txurdin, una especie de balón animado. Y también en 2019 la aparición de Súper Pepino en el CD Leganés, al que usaron en numerosas campañas promocionales, causó tal furor que acabó en tercera posición en una especie de mundial organizado en Twitter para encontrar a la mascota más original del mundo.

De llevar las redes de Iniesta o Suárez a promocionar al Girona

En el Girona FC, la idea de crear a Sisa forma parte de un esfuerzo más amplio por modernizar la marca del club. Cuando Navarro llegó a la institución, coincidiendo con el ascenso a LaLiga Santander en 2017, ni siquiera existía un departamento de marketing. Pero desde entonces, este profesional que en su anterior empresa había llevado las redes sociales de estrellas como Andrés Iniesta o Luis Suárez, ha ido introduciendo novedades para tratar de acrecentar la dimensión y el impacto de los catalanes.

El eslogan Orgull Gironí (orgullo gerundense, en catalán), convertido en un grito de guerra para toda la afición, la fanzone para los partidos en casa o el equipo de eSports son algunas muestras de un trabajo que ha tenido su último capítulo en la reciente remodelación del escudo. Una decisión de la que también hicieron partícipes a los socios, que a través de un proceso participativo decidieron qué elementos del antiguo les gustaría conservar, como el nombre del equipo y las rayas blancas y rojas, y cuales deseaban cambiar o suprimir, como la corona o el contorno del escudo, que pasará de negro a rojo la próxima temporada, cuando se instaure el nuevo modelo.

Adam Díaz, otro de los miembros del equipo de marketing, explica cómo este tipo de iniciativas han contribuido a proyectar la imagen del club mucho más allá de los habituales confines. “Hace algunos años hicimos un estudio y llegamos a la conclusión que el 70% de nuestros aficionados vivía a diez kilómetros a la redonda del estadio de Montilivi, en Girona y pueblo colindantes. Esto ha cambiado. Ahora tenemos seguidores en toda Cataluña, en el sur de Francia, incluso en Kenia cuando Michael Olunga jugaba aquí”, revela este licenciado en ADE que va camino de cumplir cinco temporadas en el conjunto de LaLiga SmartBank. Aunque el impacto del trabajo sobre la imagen del club también es local. “Ahora el 80% de los niños que ves por la calle lleva la camiseta del Girona. Hace 10 años era impensable”, cuenta Navarro.

Con la ilusión de vivir un regreso a la máxima división, un sueño que se les escapó en el último partido en las dos últimas temporadas, espera que sus acciones y la fuerza mágica de Sisa puedan dar el último empujón a un equipo y una ciudad encomendada de nuevo a una mosca.

Archivado En:

Más información