Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Firouzja cae ante Carlsen cuando tenía un empate fácil

El noruego gana el torneo a falta de una ronda, y el iraní conserva el segundo puesto

Magnus Carlsen saluda a Alireza Firouzja al llegar al escenario este miércoles en Stavanger (Noruega). Ampliar foto
Magnus Carlsen saluda a Alireza Firouzja al llegar al escenario este miércoles en Stavanger (Noruega).

Solo Alireza Firouzja puede explicar qué le pasó para jugar tan raro el día que estaba a las puertas de la gloria -jugaba con blancas frente a Magnus Carlsen y era el único que podía quitarle el primer premio- y regalar luego la partida cuando era muy fácil hacer tablas. El noruego ya es el seguro ganador del Altibox Norway Chess en Stavanger (Noruega). El iraní, de 17 años, puede consolidar este viernes un magnifico segundo puesto.

El campeón del mundo y del torneo evaluó así lo ocurrido: “No sé qué pasaba en la mente de Alireza, pero creo que entró en pánico ya en la apertura, y empezó a jugar a tablas cuando en realidad tenía una pequeña ventaja. En general, le he visto muy nervioso toda la partida. Pero es normal, solo tiene 17 años. Yo también sufrí disgustos similares a esa edad. Pero tengo claro que es fortísimo y que, como mínimo, será un miembro de la élite durante mucho tiempo”.

Sin embargo, aunque la explicación de Carlsen tiene mucho sentido, hay algo que no termina de encajar: Firouzja juega siempre a ganar, sin que importe lo más mínimo quién sea su rival. Y hoy no lo hizo, a pesar de que tenía la mayor oportunidad de su carrera hasta el momento para entrar en la historia con una tremenda hazaña: ganar al campeón del mundo y -probablemente- un gran torneo a los 17 años.

Tal vez sufrió lo que el insigne futbolista (hoy comentarista) Jorge Valdano denominó “miedo escénico”, para definir lo que padecían los rivales del Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu: la perspectiva de que estaba cerca de la gloria le hizo perder la estabilidad emocional. Esta hipótesis encaja bien con lo ocurrido en la primera vuelta de este torneo: tras empatar con negras la partida lenta, Firouzja perdió una posición ganadora en la muerte súbita.

Firouzja jugó aquí la perdedora Rc3 y se rindió tras Rc5, cuando en lugar de ello disponía de Rd2, que garantiza el empate. La clave es que en la posición con los reyes en c3 y c5, les toque jugar a las negras.
Firouzja jugó aquí la perdedora Rc3 y se rindió tras Rc5, cuando en lugar de ello disponía de Rd2, que garantiza el empate. La clave es que en la posición con los reyes en c3 y c5, les toque jugar a las negras.

Es decir, todo indica que debe trabajar duro en la fortaleza psicológica, y también en la técnica de finales, porque su tremendo error indica una laguna tremenda en una faceta esencial. Muchos jugadores aficionados de cierto nivel saben hacer tablas en ese final de reyes y peones, aunque su rival sea Carlsen y tengan menos de medio minuto en el reloj. De hecho, la resistencia que Firouzja presentó durante cuatro horas en una posición muy apropiada para que el noruego torture a sus rivales, y con mucho menos tiempo, es harto más difícil que empatar el mencionado final.

Firouzja se enfrenta este viernes, de nuevo con blancas, al polaco Jan Duda, quien perdió la muerte súbita ante el estadounidense Fabiano Caruana. En la otra partida, el noruego Aryan Tari hizo tablas una posición ganadora ante el armenio Levón Aronián, quien luego ganó el primer desempate de los cinco que ha disputado. Dado que Aronián se enfrenta a Carlsen en la última ronda, Firouzja tiene una gran oportunidad mañana de lograr un excelente segundo puesto.

Clasificación: 1º Carlsen 19,5 puntos; 2º Firouzja 15,5; 3º Aronián 14,5; 4º Caruana 14; 5º Duda 9,5; 6º Tari 2,5.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información