FINAL DE LA EUROPA LEAGUE

Una final con pedigrí

El Sevilla, pentacampeón de la Europa League, reta al formidable Inter, dueño de tres Champions, y con la urgencia de enterrar una década de sequía continental

Los jugadores del Sevilla, en el entrenamiento previo a la gran final de la Europa League en Colonia ante el Inter.
Los jugadores del Sevilla, en el entrenamiento previo a la gran final de la Europa League en Colonia ante el Inter.POOL / Reuters

El Sevilla y el Inter se miden por primera vez esta noche en un partido europeo (21.00, Movistar Liga de Campeones). La ocasión será especial. La sexta final de la Liga Europa para un Sevilla que ganó en las cinco anteriores, y la primera europea del histórico Inter en la última década. Una final con pedigrí que presenta múltiples matices y que mide el extraordinario siglo XXI del Sevilla a la historia de un integrante de la nobleza europea como el Inter. Un equipo resucitado por la mano de Antonio Conte, duro como una roca y con dos delanteros enormes, Lautaro Martínez y Lukaku, que han sembrado el terror en esta particular fase final de la Liga Europa. Lukaku, por ejemplo, ha marcado este curso 33 goles, más que todos los anotados por los cinco delanteros que ha tenido este ejercicio el Sevilla (Munir, De Jong, En-Nesyri, Chicharito y Dabbur han hecho 30).

Un Inter que gastó 127 millones en Lautaro, Lukaku y Eriksen para cambiar una dinámica perdedora en la última década. Desde el gran Inter de Jose Mourinho que en 2010 levantó la Liga de Campeones, la Liga y el Mundial de Clubes, el gigante italiano no sabe lo que es alzar un título. “Solo el ganador se queda en la historia. No los que perdieron”, dice Conte, capaz de hacer competitivo a este Inter segundo en Italia, a un partido de un título y capaz también de no plegarse a los deseos del presidente Steven Zhang. Con solo 28 años, el dirigente conduce un Inter propiedad de su familia, dueña de un emporio de artículos electrónicos. Conte no se ha cortado a la hora de criticar a la propiedad de un club con tres Copas de Europa, otras tres de la UEFA y 18 Ligas italianas. El Inter de Godín, muy parecido en su estilo al mejor Atlético de Madrid donde militó el uruguayo, ganador de dos títulos de la Liga Europa con el conjunto madrileño.

“Es un equipo diseñado para ganar la Liga de Campeones”, afirma Julen Lopetegui, cercano a conquistar el que sería el mayor logro en su carrera como entrenador. El vasco ha encontrado en el Sevilla, respaldado por Monchi, su lugar ideal. Su equipo no conoce la derrota en los últimos 20 partidos (11 victorias y nueve empates). Es la racha de imbatibilidad más larga en la historia de un club que ha competido de manera ejemplar en esta Liga Europa. Sus seis títulos europeos (cinco UEFAS y una Supercopa) son los mismos en número de los del Inter, que emerge como un reto colosal en su pelea por el sexto título de su competición más querida. “Siento que estamos cerca de hacer algo gordo”, afirmó Monchi después de derrotar a la Roma (2-0) en octavos. Luego vinieron el Wolves (0-1) y el Manchester United (2-1), para situarse en la antesala de la gloria. Frente al poderío italiano, la clave quizás resida en la leyenda que preside bajo una enorme bandera del club la entrada del hotel de concentración del equipo en Düsseldorf: “Nosotros somos el Sevilla”.

Lo más visto en...

Top 50