la crisis del coronavirus

LaLiga aguarda ya el cambio de fase

El ministerio de Sanidad decide este sábado si permite que los equipos puedan entrenar con el grupo al completo a partir del lunes

Eden Hazard  durante un entrenamiento del Real Madrid en Valdebebas, en Madrid. EFE
Eden Hazard durante un entrenamiento del Real Madrid en Valdebebas, en Madrid. EFEEFE

Con la idea de poder comenzar el 12 de junio si Sanidad da el visto bueno, LaLiga y el sindicato de futbolistas (AFE) se reunieron este viernes para afinar la recta final del regreso a la competición. Las concentraciones, a las que los futbolistas se siguen negando, los horarios condicionados a las temperaturas a las que se disputarán los partidos y el paso a la siguiente fase de entrenamientos completos estuvieron encima de la mesa. Nada terminó de concretarse, según fuentes de las negociaciones, a la espera de saber si Sanidad dará luz verde este sábado a los entrenamientos totales —con todo el grupo—, para la semana que viene.

“Vamos a estudiar esta petición de poder hacer entrenamientos colectivos con más de diez personas”, aseguró este viernes Salvador Illa, ministro de Sanidad. La semana pasada, el Gobierno ya hizo una concesión al fútbol profesional al permitir que clubes (Real Madrid, Atlético, Barcelona, entre otros) que estaban en zonas geográficas instaladas aún en la fase cero pudieran ejercitarse en grupos de hasta 10 jugadores. “Esta era una cuestión de simetría y de equidad para que todos los clubes vayan al mismo ritmo”, admite una fuente de la patronal.

LaLiga asegura no haber hecho ninguna petición al Gobierno para que le conceda los entrenamientos totales desde el lunes y desde el Consejo Superior de Deportes (CSD) también se remiten a lo que este sábado pueda dictaminar Sanidad.

La urgencia por comenzar los entrenamientos ya con todos los futbolistas a la vez y sobre el mismo terreno de juego responde a la necesidad de los entrenadores de disponer de al menos tres semanas para trabajar tácticamente a través de los partidillos en los que puedan hacer correcciones y comprobar la evolución de sus futbolistas a todo campo y con once rivales enfrente. Físicamente, según las fuentes consultadas, el estado de los jugadores ahora mismo está muy lejos del que se necesita para la exigencia competitiva a la que se enfrentan, con partidos cada tres días y los objetivos de la temporada en juego. Se entiende que la parte física puede ser recuperable hasta el 12 de junio. En cambio, los servicios médicos de los clubes expresan sus dudas en cuanto a los riesgos de las lesiones por la incertidumbre de no haber trabajado nunca con un parón de dos meses en mitad de la temporada. Las 12 lesiones habidas en la jornada de reanudación de la Bundesliga son una referencia que se considera elevada.

Respecto a la necesidad de establecer horarios en función de las altas temperaturas que podrán encontrarse los equipos, el criterio de AFE, según una carta que le envió al CSD, es que los horarios de los partidos se fijen con relación a la humedad y el calor. Para el sindicato, cuando se registren entre 28 y 32 grados centígrados, y debido al alto riesgo de trastornos por “estrés térmico”, deben introducirse pausas de enfriamiento que duren de 3 a 4 minutos transcurrida la media hora de juego en cada uno de los dos periodos. En el caso de superarse los 32 grados, el sindicato aboga por que “los entrenamientos y los partidos sean cancelados y reprogramados, debido al riesgo extremo de poder sufrir un golpe de calor”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50