Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valverde: “Tenemos que quitarnos el lastre que generan las derrotas”

El técnico del Barcelona minimiza el mal momento deportivo de su equipo y acepta las críticas y las derrotas porque “te exigen más”

Valverde, durante la rueda de prensa de este lunes.
Valverde, durante la rueda de prensa de este lunes. AFP

Aunque el Barcelona venció en Praga, el duelo contra el Slavia dejó tocado al camerino –Ter Stegen reclamó que debían hablar largo y tendido a la vez que el entrenador le pidió que lo hicieran de puertas para dentro- porque debió digerir que un equipo menor, por muy europeo que sea, le descolocó al punto de que chutó hasta en 24 ocasiones sobre la portería azulgrana. Un triunfo desaborido, un síntoma de lo que le sucedió después al equipo, noqueado por el Levante el pasado fin de semana. Da una de cal y otra de arena el grupo de Valverde, que se refugia en el Camp Nou para mantenerle el pulso a LaLiga (anda empatado en el liderato con el Madrid y la Real) y destacarse en la Champions. Este martes (18.55 h. Movistar) recibe de nuevo al Slavia pero para el técnico Ernesto Valverde no hay fuego que apagar. “Hasta antes del Levante no demasiada preocupación por las tres victorias seguidas que llevábamos fuera de casa. Ahora, espero retomar la senda”, resolvió. Aunque había letra pequeña en su discurso: “Trato de mantener un equilibrio… Creo que hay cosas que no se tienen que decir de forma pública sino reflexionarlo en otro sitio”.

Es por eso que Valverde persistió en su tono, neutral y hasta cierto punto despreocupado. “Venimos de perder un partido y puedo decir las razones futbolísticas. No veo otras. Es verdad que al inicio del curso no estuvimos muy bien fuera de casa porque perdimos con el Athletic, Granada… Pero luego logramos una buena racha de partidos. Las razones parasicológicas no las tengo, yo miro lo futbolístico”. E insistió en lo ganado antes que en lo perdido: “Ya habíamos paliado los resultados fuera de casa y ahora hemos vuelto a perder, pero eso no significa que siga pasando. Vamos a ver si se queda como una piedra en el camino”. En cualquier caso, ¿qué parte de responsabilidad tiene el técnico?, le cuestionaron. “Ya sabemos cómo es esto. El entrenador es el responsable del equipo y cuando se pierde es su culpa. Lo asumo y ya está. El otro día, nos hicieron gol en los dos primeros disparos y creo que podíamos haber salido de las presiones mejor, además de que no estuvimos bien en el ataque porque no tuvimos la pelota lo suficiente”.

Precisamente pecó de lo mismo el Barcelona en Praga, frágil en defensa y desatinado en el remate. “Será un partido parecido al de la ida y similar al que jugaron con el Inter en Italia. Tienen sus señas de identidad, han hecho buenos partidos contra todos en Europa y tendrán mucho despliegue físico, intentando tener muchas llegadas a la portería rival”, analizó el preparador azulgrana, que se mostró reacio a un cambio radical de sistema. “Jugar de una manera u otra siempre está ahí. A veces nos cuesta dar el último pase que rompe líneas… Pero tenemos que buscar las soluciones dentro de nuestro esquema o uno parecido”. Razones tácticas de las que no se desvió, ni siquiera cuando le preguntaron si también había motivos anímicos para el bajón de juego. “Entiendo que no es por eso. Sé que siempre está el recurso de pensar que nos ha pasado esto o de que nos vuelva a pasar. En Liverpool nos hicieron dos goles en un minuto y también ante el Levante. Pero no lo achaco a eso, sino que son cosas que pueden pasar”.

Pero el Barça no se puede permitir otro batacazo si quiere transitar en la calma. “Cuando pierdes tienes más presión. Se genera mucha marejada, incluso cuando ganas y no has hecho un partido redondo, y considero que para nosotros está bien porque te obliga a una reacción. Y nosotros solemos reaccionar bien”, defendió Valverde, que agregó: “Tenemos más presión y las derrotas te obligan más. Tenemos que quitarnos el lastre que generan las derrotas”. Por lo que el objetivo es el Slavia.

Mensaje a Riqui Puig

El canterano, tan vitoreado desde la grada como desde los medios de comunicación por su fútbol de alta escuela, reclamó este fin de semana más minutos en el primer equipo o, de lo contrario, buscará una salida. Valverde le dio la réplica. “No sé realmente lo que puede pasar en el mercado de invierno. Es verdad que tenemos mucha gente en el centro del campo. Es un hándicap porque no hay sitio para todo. Pero Riqui es un talento que está claro que va a jugar en el Barça. Lo que no sé es cuándo. Está en periodo de formación y ya veremos en el futuro”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información