Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NBA

China ‘apaga’ la NBA tras el apoyo de un directivo a las protestas de Hong Kong

La liga de baloncesto de EE UU defiende la libertad de expresión tras el revuelo causado. La televisión china veta la retransmisión de partidos

James Harden, en el Rockets-Raptors del martes en Japón. En vídeo, declaraciones del comisionado de la NBA, Adam Silver.

China y la NBA se han enzarzado en una disputa que amenaza la expansión de la liga de baloncesto más potente del mundo en el mercado más importante fuera de Estados Unidos. En juego, un negocio que genera miles de millones de dólares y la compatibilidad o no con la política del gigante asiático y con la libertad de expresión. La televisión pública china CCTV ha cancelado la retransmisión de los partidos de pretemporada de la NBA y la cobertura de los dos que disputan los Lakers y los Brooklyn Nets, el martes en Shanghái y el sábado en Shenzen. El conflicto estalló después de que el director general de los Houston Rockets, Daryl Morey, tuiteara el viernes: “Lucha por la libertad, apoya a Hong Kong”. El propio Morey, tras las críticas e insultos que recibió, borró el tuit. Representantes de la liga estadounidense se desmarcaron del comentario, en un intento de apaciguar la indignación de la Administración china por ese mensaje de apoyo a los manifestantes de Hong Kong.

Adam Silver, el comisionado de la NBA, salió a la palestra el lunes en Tokio, donde los Rockets y Toronto Raptors, el campeón de la Liga, disputan dos partidos de pretemporada. Silver defendió la libertad de expresión. “Simpatizo con nuestros intereses aquí y con nuestros socios que están molestos”, afirmó el máximo dirigente de la NBA. “No creo que sea incompatible simpatizar con ellos y al mismo tiempo defender nuestros principios. Pero si esas son las consecuencias de adherirnos a nuestros valores, todavía siento que es más importante adherirse a ellos”.

Algunos empresarios estadounidenses pidieron a Silver que tomara cartas en el asunto y que ayudara a pacificar la situación. El comisionado puntualizó: “Esto es mucho más importante que hacer crecer nuestro negocio. Los valores de la igualdad, el respeto y la libertad de expresión han definido durante mucho tiempo la NBA, y continuarán haciéndolo. Como una liga estadounidense que opera a nivel global, una de nuestras mayores contribuciones es la defensa de estos valores del deporte”.

La respuesta de la televisión pública china CCTV fue tajante. “Estamos muy insatisfechos y nos oponemos al reclamo de Adam Silver de apoyar el derecho de Morey a la libertad de expresión”, difundió a través de un comunicado. “Creemos que cualquier comentario que desafíe la soberanía nacional y la estabilidad social no está dentro del ámbito de la libertad de expresión”. La televisión, que ya había anunciado que no retransmitirá los partidos de los Rockets, decidió también anular las de los amistosos que disputarán los Lakers de LeBron James y los Brooklyn Nets. El fabricante chino de teléfonos inteligentes Vivo, patrocinador de esos dos partidos de pretemporada, llevó a varias compañías chinas a suspender sus negocios con la NBA. Yao Ming, presidente de la federación china de baloncesto, calificó de “inapropiados” los comentarios de Morey y expresó su “fuerte oposición”. Una opinión de mucho peso ya que el expívot, de 2,29 metros, que jugó en la NBA precisamente con Houston Rockets desde 2002 hasta que se retiró en 2011, es una leyenda del baloncesto y del deporte chino. En pocas horas se dirigieron miles de mensajes a la cuenta de Morey, muchos desde Twitter, vetado en China, pero que el país asiático utiliza con fines propagandísticos ante el exterior. En bastantes de esos mensajes se escribía “NMSL”, la abreviatura en chino de “tu madre ha muerto”.

“Nos disculpamos. Amamos a China. Nos gusta jugar allí”, afirmó la estrella de los Rockets, James Harden, en una conferencia de prensa en Tokio, junto a su nuevo compañero Russell Westbrook. El activista y artista plástico Badiucao respondió con un dibujo en el que caracteriza a Harden como la polémica jefa del Gobierno hongkonés, Carrie Lam, y el mensaje: “¡Tú y la NBA no amáis para nada a China! Lo que amáis es el dinero de China. Tu desafortunada disculpa mata la esperanza de un Hong Kong y una China libres y democráticos”. Silver planea reunirse con funcionarios del Gobierno chino.

Un mercado gigantesco con 500 millones de aficionados

El baloncesto es uno de los deportes más populares en China, el país más poblado del mundo, con 1.400 millones de ciudadanos. Unos 300 millones practican el baloncesto. La NBA ha tenido presencia en el país desde que abrió su primera oficina en Hong Kong, en 1992. Ahora, mantiene relaciones con varios medios de televisión y digitales, incluida una asociación de tres décadas con la cadena pública CCTV.

La NBA china, responsable de los negocios de la liga en el país, empezó a operar en 2008. Tiene un valor de más de 4.000 millones de dólares, según Forbes. Desde 2014, 17 equipos de la NBA han jugado 26 partidos en Beijing, Guangzhou, Macao, Shanghái, Shenzhen y Taipei. La NBA y Tencent, un medio de comunicación chino que ofrece una plataforma de retransmisión en directo, anunciaron la renovación de un acuerdo hasta la temporada 2024-2025 por valor de 1.500 millones de dólares y se estima que unos 500 millones de aficionados chinos consumen contenidos de la NBA. Las franquicias de la liga estadounidense han registrado un aumento de 47 millones de nuevos seguidores en las plataformas de redes sociales chinas durante la temporada 2018-19, según el informe anual de la liga sobre el rendimiento digital de los equipos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >